Difiere juez audiencia de Caso Odebrecht

137
Difiere juez audiencia de Caso Odebrecht
  • Una juez federal difirió 10 días hábiles la audiencia intermedia en la que Emilio Lozoya iba a ser acusado en forma oral por el Caso Odebrecht.
ABEL BARAJAS / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Una juez federal difirió 10 días hábiles la audiencia intermedia en la que Emilio Lozoya iba a ser acusado en forma oral por el Caso Odebrecht, porque no ha entregado dos peritajes y ni tenido acceso a los interrogatorios videograbados de los ejecutivos de la constructora brasileña que aseguran haberlo sobornado.

Verónica Gutiérrez Fuentes, juez de control del Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Norte, aplazó ayer la diligencia tras estimar que la defensa del ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex) justificó que no se han entregado estos elementos de prueba.

“La defensa ha justificado que no se ha realizado en su totalidad el descubrimiento probatorio”, dijo la juzgadora, quien no fijó una fecha para la próxima audiencia y sólo mencionó que en breve el centro de justicia notificaría el citatorio con el día de la comparecencia.

El viernes pasado, Gutiérrez Fuentes postergó por el mismo plazo la audiencia intermedia del Caso Agronitrogenados, en razón de que el testigo de descargo principal de Lozoya, Édgar Torres Garrido, ex director de Pemex Fertilizantes, murió en forma sorpresiva.

En la audiencia de ayer, Lozoya compareció con su madre Gilda Margarita Austin y Solís, aunque esta última lo hizo por videoconferencia desde su casa, en la que está sujeta a prisión domiciliaria.

Alejandro Rojas Pruneda, su abogado, solicitó el diferimiento alegando que la defensa aún no incorpora en el expediente dos dictámenes periciales, uno de contabilidad y otro de derecho extranjero.

Alegó que la FGR no les ha proporcionado 4 discos compactos con las entrevistas videograbadas de los ejecutivos brasileños de Odebrecht que declaran contra Lozoya.

Te puede interesar: Descarta el pleno cambiar de sede

Un elemento del Ejército ofrecía desde el Campo Militar No. 1 equipo táctico, armas y granadas a un cártel del narcotráfico.