Acapara empresa obras ferroviarias

205
Acapara empresa obras ferroviarias
  • La constructora Mota Engil, propiedad parcial del Gobierno de China, está acaparando las obras ferroviarias.
VÍCTOR FUENTES / AGENCIA REFORMA 

CIUDAD DE MÉXICO.- La constructora Mota Engil, propiedad parcial del Gobierno de China, está acaparando las obras ferroviarias más importantes del País con el Gobierno de la 4T. 

La Secretaría de Marina (Semar) adjudicó directamente a Mota Engil un contrato de 11 mil 978 millones de pesos, con IVA, para rehabilitar 310 kilómetros de vías férreas y 87 puentes de la línea de ferrocarril conocida como FA, que va de Coatzacoalcos a Palenque. 

El contrato fue firmado el 1 de julio, pero la Semar tardó más de tres meses en publicarlo en Compranet. Es una de las dos obras ferroviarias más grandes que se requieren para el Corredor Transístmico, el más atrasado de los proyectos prioritarios del Presidente Andrés Manuel López Obrador. 

La adjudicación de la Línea FA se suma a una lista creciente de contratos ferroviarios ganados por la filial mexicana de la portuguesa Mota Engil, 32.4 por ciento de cuyas acciones están bajo control de la paraestatal china CCCC desde mayo de 2021. 

La lista incluye el Tramo Uno del Tren Maya, ganado en licitación en consorcio con CCCC, así como adjudicaciones directas para el Libramiento Campeche del mismo proyecto y una parte del Tramo Cinco Sur, que suman más de 20 mil millones de pesos. 

En septiembre, Mota Engil, asociada con dos empresas chinas, ganó el contrato de casi 30 mil millones de pesos para construir las líneas 4, 5 y 6 del Metro de Monterrey, en Nuevo León, mientras que en octubre le fue asignado el contrato para la línea 4 del Tren Ligero de Guadalajara, Jalisco. 

Este último es una Asociación Público Privada, en la cual la empresa invertirá 5 mil 625 millones de pesos, a cambio de operar la línea hasta por 36 años. 

En Monterrey, sólo otro consorcio compitió en la licitación, mientras que en Guadalajara, Mota Engil presentó la única oferta. 

Para la Línea FA del Transístmico, la Semar había declarado desiertas, por los altos costos, dos invitaciones a las que convocó en mayo, una para rehabilitar las vías y otra para acondicionar los puentes. 

En esos concursos, Mota Engil, en consorcio con la empresa Nexumrail, había cotizado 15 mil 154 millones de pesos con IVA. Es decir, en la adjudicación directa, la constructora hizo una rebaja de casi 21 por ciento y se comprometió a terminar en diciembre de 2023. 

Ahora, está por verse si la firma tendrá la capacidad operativa y financiera para cumplir con los compromisos que está asumiendo. 

Por ejemplo, el Libramiento de Campeche del Tren Maya, contrato de 4 mil 667 millones de pesos adjudicado en diciembre de 2021, no registraba avance físico alguno para el 19 de agosto pasado, y según documentos del hackeo de Guacamaya, Mota Engil sólo había entregado 67.6 por ciento del proyecto ejecutivo. 

Y es que, además de los trenes, la empresa ha ganado en los últimos meses contratos para construir carreteras federales y la concesión para rehabilitar y operar durante diez años La Feria de Chapultepec. 

En el caso de carreteras, la firma ha estado involucrada en la eterna construcción de la vía corta a Vallarta, que debió quedar lista en 2014 y ahora se prevé concretar en 2023. 

Engil México, junto con ICA y Grupo Indi, han acaparado la mayoría de los contratos relevantes de obra pública del actual Gobierno. 

Te puede interesar: Activan ‘No Circula’ ¡el día de marcha!  

Un elemento del Ejército ofrecía desde el Campo Militar No. 1 equipo táctico, armas y granadas a un cártel del narcotráfico.