Atora hackeo en la SICT 5 mil trámites a camioneros

175
Atora hackeo en la SICT 5 mil trámites a camioneros
  • Tras hackeo en la SICT, trasportistas camioneros tienen detenidos 5 mil trámites, razón por la que se manifestaran.
SARAÍ CERVANTES / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Derivado del hackeo que sufrió hace unas semanas la Secretaría de Infraestructura Comunicaciones y Transportes (SICT), agremiados a la Asociación de Representantes del Autotransporte (ANRA) tienen detenidos 5 mil trámites con la dependencia.

El organismo cuenta con 70 gestores de trámites que temen una caída en sus ingresos, razón por la que hoy se manifestarán en las instalaciones de la SICT, ubicadas en Miguel Ángel de Quevedo.

“Queremos denunciar la poca apertura y el nulo seguimiento por parte de las autoridades de la SICT para implementar un plan de emergencia ante la contingencia digital que sufrió el pasado 24 de octubre”, dijo Eucario Reyes, líder de los gestores.

En entrevista, señaló que a pesar de que la dependencia está recibiendo los documentos para dar continuidad a los trámites del autotransporte federal, no les están dando una fecha específica de salida.

“La SICT publicó un acuerdo donde menciona trámites que no van a trabajar por el hackeo. Pero a petición de la industria la dependencia se comprometió a seguir haciendo trámites e irlos entregando, lo que no ha sucedido”, enfatizó.

Óscar Ceballos, integrante del área de ventas de la transportista Express MG, expuso que si la SICT no avanza con la emisión de los trámites, verán sus ingresos afectados en la temporada de fin de año.

“En esta temporada alta el movimiento de carga incrementa 15 por ciento y generalmente es la época en la que recibimos unidades nuevas. Si no podemos emplacarlas, no las podemos poner a circular”, dijo.

Una unidad pesada genera, en promedio, de 200 mil a 350 mil pesos al mes, un empleo directo y tres indirectos.

Te puede interesar: Acusa Ejecutivo Federal omisión de Cofece por gas natural

Un elemento del Ejército ofrecía desde el Campo Militar No. 1 equipo táctico, armas y granadas a un cártel del narcotráfico.