¿El Fin o el Reinicio de Colosio?

994
¿El Fin o el Reinicio de Colosio?

POR JOSÉ LUIS CARRILLO RAMOS

Dijeran los Clásicos… En la Política, como en el Béisbol: “Esto NO se acaba hasta que se acaba”…

Por eso sigue llamando la atención el futuro político inmediato y a mediano plazo del alcalde de Monterrey, Luis Donaldo Colosio Riojas.

Lo que nadie duda es que NO VA por la Candidatura Presidencial y mucho menos será el abanderado de una posible Coalición Opositora en el 2024.

El tema es el 2030, pareciera lejos, pero para una Generación de Políticos que no llega a los 40 años, la Estrategia Política suena interesante y altamente factible.

Vamos por partes, como dijera Jack El Destripador.

Es una realidad que, en Nuevo León, la historia ha demostrado que Monterrey más que una catapulta, puede ser una lápida política para los que lo han gobernado:

Salvo honrosas excepciones recientes, Sócrates Rizzo, Benjamín Clariond, Ricardo Canavati, el resto de los exalcaldes han sufrido el ostracismo Político, incluso dentro de sus propios Partidos y Grupos de Poder.

El más reciente alcalde de Monterrey, Adrián de la Garza; perdió la Gubernatura de Nuevo León frente al ahora sumamente cuestionado Gobernador Samuel García; por lo que busca afanosamente convertirse en el nuevo Fiscal del Estado.

Las imágenes vistas por los especuleros (o debo decir especuladores) profesionales, al ver a Colosio Riojas participar activamente en la marcha de respaldo al INE; quizá no hubieran levantado la ceja de ellos mismos, salvo por un interesante detalle:

¡Que el alcalde de Monterrey, estaba en la marcha en la Ciudad de México!

¿Casualidad o Causalidad?

Para muchos, hacerlo a 900 kilómetros de la Ciudad que Gobierna y en la que es una realidad; somos sumamente celosos y regionalistas, fue una falta de respeto.

Sin embargo, conviene ver el bosque y no solamente el árbol; por lo que, para otros, en los que me incluyo, aplicaba la máxima del marketing político, “una imagen vale más que mil palabras” y el mensaje fue claro e indiscutible:

“Dejo Monterrey, para reiniciarme en la Ciudad de México”, lo cual es totalmente entendible, dados los escasos resultados dados en su corto Gobierno Municipal y NO necesariamente es por falta de Capacidad del Heredero de una heráldica interesante en la política mexicana, sino que el rodearse de funcionarios alejados, no solamente físicamente de los Regios, sino de su Cultura, ha terminado por pasar factura.

Reiniciarse en la Capital de la República como integrante de cualquiera de las dos Cámaras, no es descabellado.

Es más, es hasta prudente y ventajoso.

¿Pero en verdad, ahora SÍ sabrá escuchar a sus apostadores, muchos de ellos “Vacas Sagradas” de la Política Mexicana, quienes siempre le dijeron que gobernar BIEN a Monterrey era casi una misión imposible, y menos rodeado de funcionarios ajenos a la Cultura Norestense y aun así se “aferró” a hacerlo?

¿En Nuevo León le estaremos diciendo “bye” a Colosio?

¿O será un “hasta la vista baby”?

No falta mucho para saberlo.

Un elemento del Ejército ofrecía desde el Campo Militar No. 1 equipo táctico, armas y granadas a un cártel del narcotráfico.