Reconoce el fiscal 163 desaparecidos desde 2016

426
Reconoce el fiscal 163 desaparecidos desde 2016
  • Montes de Oca demerita protestas en su contra. En sus cuentas no incluye a las personas que están como ‘no localizables’.
OMAR ROMERO

CANCÚN, Q. ROO.- Del 2016 a la fecha en Quintana Roo se han contabilizado 163 casos de personas desaparecidas, confirmó el titular de la Fiscalía General del Estado (FGE), Óscar Montes de Oca Rosales.

Apenas la semana pasada en Cancún activistas y familiares de personas desaparecidas bloquearon durante 8 horas el Bulevar Kukulcán en la Zona Hotelera de Cancún para exigir la destitución del fiscal ante la falta de resultados en este tema.

Durante 2016 se reportó la desaparición de ocho personas, 15 ocurrieron en 2017, 16 en 2018, 34 en 2019, 28 en 2020, 47 en 2021 (el año con más casos) y 15 personas en lo que va de este 2022.

En ese sentido, comentó que desde el 2020 hasta el momento se han llevado a cabo cerca de siete mil operativos de búsqueda de personas no localizables y de aquellas que han sido reportadas como desaparecidas.

Ante estas cifras y desestimando la protesta en su contra, el fiscal sostuvo que los números que manejan diversos colectivos de 2 mil personas desaparecidas no es real, y se le da una lectura incorrecta, al argumentar que una gran parte de casos se trata de no localizables, es decir, de gente que en su mayoría ya regresó a su domicilio.

El funcionario detalló que el término no localizables se refiere a personas que se ausentan de su domicilio por voluntad propia sin un contexto de violencia, o cuando uno de los padres retiene a sus hijos sin el consentimiento de la otra parte, pero que sus familiares los buscan a través de la Fiscalía.

“Debemos ser muy cuidadosos en este tipo de reportes, para no involucrar a quienes no tienen que ver en delitos, el gran número de personas no localizables atiende a temas de matrimonios que se separan, entran en conflicto, se llevan a los niños, eso implica que alguno de los padres haga un reporte”.

Mientras que se considera a una persona como desaparecida cuando no se fue por propia voluntad, aunado a que existen indicios de que pudo ser víctima de un delito.

Al mencionar diferentes casos, entre ellos el de la adolescente Chantal Itzel, por el cual se activó una Alerta Amber, Montes de Oca Rosales indicó que se trató de una ausencia voluntaria y de acuerdo con las primeras investigaciones ella regresó a su casa por voluntad propia, y de hecho la familia reportó a la Fiscalía que ella había regresado.

Y en el caso de Elsa Yolanda, de quienes sus familiares desconocían su paradero, ocurrió lo mismo, es decir, fue una ausencia voluntaria.

“Se hacen las búsquedas correspondientes, un despliegue operativo, un rastreo remoto, búsqueda individual, inmediata y general”.

Te puede interesar: Reconocen a mujeres que cursaron talleres

Un elemento del Ejército ofrecía desde el Campo Militar No. 1 equipo táctico, armas y granadas a un cártel del narcotráfico.