NIDO DE VÍBORAS

1240
NIDO GUILLERMO MOLINA

Por KUKULKÁN

AHORA que está aplicando estrictas medidas financieras tanto a la distribución como al gasto del gobierno de Quintana Roo para 2023, la gobernadora Mara Espinosa Lezama debería tomar en cuenta que todavía hay por ahí pendientes de recuperar los más de 3 mil 100 millones de pesos que Juan Pablo Guillermo Molina (secretario de Finanzas y Planeación durante el mandato de Roberto Borge Angulo) desapareció de las cuentas bancarias oficiales y que Carlos Joaquín González nunca tuvo la intención de aplicar justicia; sólo hizo como que perseguía al acusado y este hizo como que huía.

DESDE el principio del ‘gobierno del cambio’ todo fue una farsa. Se prometió una feroz lucha contra la corrupción de Borge y allegados saqueadores del patrimonio económico e inmobiliario del estado, pero se aplicó una cacería de políticos enemigos sólo para exprimirles los bolsillos, supuestamente para la reparación del daño, aunque nunca se transparentó el manejo y aplicación de esos recursos.

COMO si se tratara de un botín de guerra al que se negó a participar el primer fiscal del ‘gobierno del cambio’, Miguel Ángel Pech Cen prefirió renunciar antes de cumplir dos años en el cargo. A él se debe el galimatías gramatical que en su momento se volvió célebre: ‘No es que no vayamos tras los delincuentes, es que ellos no se dejan atrapar’, dijo ante reporteros que cuestionaron el tortuguismo en la detención de borgistas, entre ellos Juan Pablo Guillermo.

YA ESTABA pactado que eso nunca iba a suceder. La poderosa familia yucateca Molina logró negociar la libertad de su heredero con el gobernador Carlos Joaquín, cuyo padre Nassim Joaquín Ibarra en el pasado había sido socio del abuelo de Juan Pablo en la empresa naviera Barcos México, que hasta ahora sigue operando como transportadora turística hacia Cozumel e Isla Mujeres.

ESO no evitó la persecución y extorsión contra el ex secretario de Finanzas y Planeación, a través del operador de esa estrategia Juan de la Luz Enríquez Kanfachi, coordinador de Gabinete de Carlos Joaquín. Con este caso Mara Lezama no sólo resolvería problemas económicos que le heredaron, sin tener que recurrir a un nuevo préstamo bancario, sino simplemente aplicando justicia; también sentaría un precedente de estar emprendiendo un verdadero combate contra la corrupción y la impunidad.

AL MENOS siete cargos penales enfrenta Guillermo Molina denunciados por la Secretaría de la Contraloría de Quintana Roo, que lo señalan como presunto responsable del desvío de tres mil 177 mdp, mismos que le darían oxígeno al gobierno de Mara Lezama si quiere y logra recuperarlos.

***

DE ÚLTIMA hora trascendió que Rafael Marín Mollinedo siempre no irá a la Dirección de Aduanas, dependiente de la Secretaría de Gobernación, sino que será propuesto por el presidente Andrés Manuel López Obrador como embajador de México en Francia.

@Nido_DeViboras

Un elemento del Ejército ofrecía desde el Campo Militar No. 1 equipo táctico, armas y granadas a un cártel del narcotráfico.