Se despide Nadal de México con triunfo y ovación

318
Se despide Nadal de México con triunfo y ovación
  • Rafael Nadal se despidió de México en un dulce adiós y como cómplice tuvo al público que casi abarrotó La Monumental.
YAREK ARIATNA GAYOSSO VÁZQUEZ / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Rafael Nadal se despidió de México en un dulce adiós y como cómplice tuvo al público que casi abarrotó La Monumental.

Hay algo de esperanza en las despedidas que deja a un lado el sufrimiento, aquellas que tienen una posibilidad de reencuentro, al menos como profesional el español anunció que sería su último partido en el País.

Y si se trataba de una despedida tenía que ser en el mismo recinto donde hace 3 años, su amigo y acérrimo rival, Roger Federer, se despidió de la afición mexicana, y en el mismo lugar en el que han trascendido notables toreros españoles y compatriotas como Julián López “El Juli”, el rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza o Enrique Ponce. Todos levantados a hombros y con vuelta al ruedo.

El temple de Nadal fue la mejor virtud de su faena que tuvo esta noche con Casper Ruud en el partido de exhibición, en el Tennis Fest, como colofón de su gira por Latinoamérica, donde recorrió Argentina, Chile, Ecuador, Colombia y México.

Los silencios en el partido eran interrumpidos constantemente por el público: “¡México es tuyo! ¡Rafa, te amooo! ¡Te queremos ver en Acapulco”! Una plaza sensible al adiós del español que se sumó a la fiesta y arengó al público, una afición prodigiosa que no paró de aplaudir y a la que recompensó con puntos de antología; hasta devolvió una bola con el pie.

“¡Olé, olé, olé!” gritaba el público entre cada punto del español y el clásico “¡Rafa, hermano ya eres mexicano!”, tras el triunfo por 7-6 y 6-4 ante el noruego Casper Ruud, número 3 del mundo, que tenía 7 años cuando Nadal ganó su primer título Grand Slam.

Su relación con México se remonta a 2005, a los 18 años, al ganar el Abierto Mexicano de Tenis, el primero de cuatro por venir (2005, 2013, 2020 y 2022). Han pasado 17 años desde entonces, mismo año en el que ganó su primer Grand Slam; ahora dueño de 22 y con 36 años.

“Es un sentimiento inolvidable en mi vida, siempre me trataron como un mexicano más y no puedo decir más que gracias. Se vuelve difícil para nosotros porque tengo ganas de volver, nos vemos pronto”, dijo el español a pie de pista.

Nadal dio por concluida una parte de su carrera deportiva. La despedida como tenista profesional es un territorio al que todavía no está dispuesto a entrar. Fue una despedida urgente de una necesidad de reencuentro.

Te puede interesar: Arriesga Uruguay todo contra Ghana

Un elemento del Ejército ofrecía desde el Campo Militar No. 1 equipo táctico, armas y granadas a un cártel del narcotráfico.