Dejan en el olvido la fuente El Edén

160
Dejan en el olvido la fuente El Edén
  • Residentes de la Colonia Del Valle demandaron a la Administración municipal de San Pedro que atienda la fuente El Edén.
PERLA MARTÍNEZ / AGENCIA REFORMA

MONTERREY, NL.- Residentes de la Colonia Del Valle demandaron a la Administración municipal de San Pedro que atienda la fuente El Edén, debido a las condiciones de abandono en que se encuentra desde hace meses.

La obra, ubicada en el cruce de Humberto Lobo y Calzada del Valle, fue realizada e integrada al patrimonio cultural del Municipio en el trienio 2015-2018.

La fuente consta de un lago artificial y una escultura de 36 peces de bronce, que estuvo a cargo del artista tapatío Ismael Vargas.

“Es una verdadera vergüenza ver el estado actual de una fuente y área que era tan bonita”, manifestó Patricio Santos.

“Lleva así de deteriorada, abandonada y seca desde hace meses y muestra la falta de interés del Municipio”.

En abril pasado los vecinos denunciaron el abandono del lugar, en medio de una crisis hídrica que mantuvo secas las fuentes en él área metropolitana.

Sin embargo, el área de Servicios Públicos del Municipio dijo entonces que no operaba porque realizaba mantenimiento de dos motores de extracción de aire y además instalaría una segunda bomba.

La zona de El Edén es utilizada como área de descanso y paseo.

“Pensábamos que por lo del agua no la tenían prendida, pero ahora que sí tenemos agua ya tiene mucho así”, manifestó Lucía Flores, quien labora en un supermercado frente a la fuente.

Un residente de la zona manifestó que los vecinos podrían disfrutar de dos lagos, aunque uno fuera de menor dimensión que el otro, en referencia al del parque El Capitán, en la Colonia Fuentes del Valle.

“Creo que al (parque) de Fuentes del Valle le meten casi 1 millón de pesos de mantenimiento y está en constante cuidado y limpieza, y aquí no hemos visto un solo trabajador municipal”, indicó el vecino.

Te puede interesar: Lanza billetes Edil morenista en su cumpleaños

Un elemento del Ejército ofrecía desde el Campo Militar No. 1 equipo táctico, armas y granadas a un cártel del narcotráfico.