Genera discordia alza tributaria turística

527
N1 DISCORDIA_1
  • Ejecutivo estatal quiere recaudar más en esos rubros; la IP se opone. Aumento al Impuesto Sobre Nómina también disgusta.
MARCO ANTONIO BARRERA

CANCÚN, Q. ROO.- Ante la propuesta del paquete presupuestal 2023 de incrementar las contribuciones que generan más recaudación al estado, los empresarios de la industria turística manifestaron su malestar.

En el proyecto de Iniciativa del Paquete Fiscal 2023, el Ejecutivo propone transitar del 3 al 4 por ciento del Impuesto Sobre Nóminas, cuyos recursos representan el 36 por ciento de los ingresos del presente año.

Y sobre el Impuesto al Hospedaje se sugiere pasar del 3 al 5 por ciento sobre la facturación de una infraestructura turística estatal de 114 mil 789 habitaciones, donde se genera el 27 por ciento de los impuestos locales.

Frente a la propuesta del nuevo mapa tributario, la Asociación de Hoteles y Servicios Turísticos del Centro y Sur de Quintana Roo, además de asociaciones civiles y empresas del sector turístico del norte del estado, sostuvo “no estar a favor de los incrementos tributarios propuestos por el Poder Ejecutivo Estatal”.

A través de un comunicado alertó que se impactará negativamente al sector productivo en general con el incremento al Impuesto Sobre Nómina, y “en partida doble” para el sector hotelero con el aumento del Impuesto al Hospedaje.

La inconformidad se debe a que las cargas tributarias “nos hará menos competitivos” ya que la economía de la zona sur de la entidad, especialmente del municipio de Othón P. Blanco no ha tenido un incremento significativo en la última década, lo cual originará un impacto negativo en la generación de empleos, la inversión y el desarrollo económico.

Del Impuesto Sobre Nómina, el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) en su análisis “Hablemos de Ingresos. Mucha dependencia, poca autonomía” elaborado en 2021 señala que paradójicamente tiene grandes desventajas al desincentivar el trabajo formal, reducir el sueldo que se paga a los empleados o la cantidad de horas contratadas, y disminuye las oportunidades de empleo”.

En el ámbito nacional, la entidad quintanarroense ocupa la posición 18 nacional por captación de ese gravamen, por encima de Yucatán, Campeche, Baja California Sur, Morelos, Guerrero, Colima y Nayarit, entre otros.

En la Iniciativa del Decreto de reforma y adiciones a la Ley del Impuesto Sobre Nóminas de Quintana Roo se resalta la colaboración de empresarios para la construcción de un Nuevo Acuerdo del Bienestar y Desarrollo de Quintana Roo.

El objetivo planteado es potenciar el desarrollo sustentable, la diversificación económica e impulsar obras prioritarias para reducir las brechas de desigualdad y los niveles de inseguridad que ponen en riesgo la tranquilidad de locales y visitantes.

De aprobarse la tasa impositiva de 4 por ciento, los recursos adicionales se destinarán a programas de fortalecimiento de la Seguridad Pública, no sólo de capacitación y equipamiento de las Policías sino para atender los orígenes de la violencia, además de apuntalar los recursos provenientes de la Federación.

Se propone crear también un Fondo para el Fortalecimiento de la Seguridad Pública que administre un porcentaje de 12.5 por ciento de los recursos captados.

Y del aumento del Impuesto al Hospedaje tendrá como destino atender las demandas de la sociedad, que junto con la creación de la Secretaría del Bienestar y la Agencia de Seguridad Alimentaria permitirá coordinar un sistema estatal de abasto de alimentos a bajo costo en las zonas más vulnerables.

Igualmente, buscará ampliar la red estatal de comedores comunitarios y públicos, y crear bancos de alimentos que favorezcan a los más desprotegidos.

De autorizar el Legislativo la tasa de 5 por ciento, en Quintana Roo se tendrá la misma carga impositiva prevaleciente en la Ciudad de México, Yucatán, Baja California y Colima, aunque esta última únicamente la aplica a los moteles.

En la propuesta de dictamen se agrega que a las plataformas digitales de hospedaje y los dueños de casas, departamentos y villas se les aplicará una tasa de 6 por ciento, sobre un padrón fiscal registrado de 30 mil huéspedes, aunque hay otros 50 mil que operan sin estar anotados.

En el documento se pretende también responsabilizar a las plataformas de la recaudación del impuesto, pero al anfitrión el inmueble se le considera como obligado solidario.

Un elemento del Ejército ofrecía desde el Campo Militar No. 1 equipo táctico, armas y granadas a un cártel del narcotráfico.