Lejos de austeridad están magistrados de Quintana Roo

561
Lejos de austeridad están magistrados de Quintana Roo
  • Contrario a lo que dicta la política de austeridad republicana de la 4T, más de una decena de magistrados tienen un sueldo superior a Mara.
MARCO ANTONIO BARRERA

CANCÚN, Q. ROO.- Más de una decena de magistrados del Poder Judicial y del Tribunal de Justicia Administrativa de Quintana Roo pasan por alto una disposición de la Constitución General del Estado, que prohíbe a los servidores públicos percibir salarios más altos del asignado al gobernador.

El artículo 165, fracciones II y III, del máximo ordenamiento local dicta la prohibición de superar el sueldo del titular del Ejecutivo estatal que ronda en 152 mil 263 pesos mensuales, según la información del Anexo 3 “Plazas de las Dependencias del Poder Ejecutivo” del Presupuesto de Egresos para el Ejercicio Fiscal 2022.

Pero de acuerdo con la información pública que obliga el artículo 91, fracción VIII, de la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública para el Estado de Quintana Roo, hay diversos funcionarios que reciben un ingreso salarial más alto al de la gobernadora Mara Lezama Espinosa.

Contrario a lo que dicta la política de austeridad republicana de la 4T, en la misma plataforma en línea se asienta que el titular del Poder Judicial estatal, Heyden José Cebada Rivas, reporta un sueldo mensual bruto de 265 mil 109 pesos al tercer trimestre del presente año.

Igualmente ocurre con los magistrados numerarios Ana Mercedes Castillo, Dulce María Balam, Gustavo Adolfo Del Rosal, Adriana Cárdenas, Luis Gabino Medina, Mariana Dávila y Carlos Alejandro Lima con 213 mil 088 pesos.

Ocurre lo mismo con la consejera María Guadalupe Cámara quien recibe 211 mil 877 pesos, y los magistrados supernumerarios Pedro Pablo Álvarez y Ángel Isidro Quintal que obtienen 192 mil 734 pesos al mes.

En el Poder Judicial de Quintana Roo hay otros tres magistrados en la misma estructura, que corresponden a una categoría de unitarios para Adolescentes y de Asuntos Indígenas, pero estos cumplen con lo dictado por la Carta Magna, ya que sus ingresos son de 70 mil 238 pesos y 49 mil 885 pesos mensuales, respectivamente.

Otro funcionario que también obtiene percepciones económicas mayor a quien encabeza el Ejecutivo, es el magistrado presidente del Tribunal de Justicia Administrativa de Quintana Roo, Jesús Antonio Villalobos, de quien se reporta un salario mensual bruto de 153 mil 674 pesos.

En la misma estructura del organismo hay cuatro magistrados numerarios y el titular del Órgano Interno de Control, pero a diferencia del titular, estos se apegan a lo dictado por la Constitución de Quintana Roo, al reportar salarios mensuales brutos de 114 mil 486 pesos.

Otro servidor público que también se apega a la normativa es el fiscal general del estado, Óscar Montes de Oca, quien percibe un sueldo mensual bruto de 152 mil 117 pesos, cuyo monto está únicamente 146 pesos abajo del límite salarial.

En la misma revisión de transparencia existen funcionarios que igualmente cumplen con la prohibición, como son el magistrado presidente del Tribunal Electoral, Sergio Avilés, con un sueldo de 135 mil 452 pesos, y los magistrados Claudia Carrillo y Víctor Vivas, y el titular del Órgano Interno de Control Jorge Francisco Martínez, con un ingreso bruto de 114 mil 486 pesos, cada uno.

Igualmente está el titular de la Auditoría Superior del Estado, Manuel Palacios, que reporta 131 mil 146 pesos, y el encargado de Despacho de la Comisión de Derechos Humanos, Felipe Nieto, con 96 mil 584 pesos.

En el Instituto Electoral del Estado de Quintana Roo, la exconsejera presidenta Mayra San Román Carrillo y los consejeros electorales María Salomé Medina, Maisie Lorena Contreras, Adrián Amílcar Sauri, Julio César Hernández, Elizabeth Arredondo y Claudia Ávila, además del titular del Órgano Interno, Juan Gabriel Polanco, reportan un salario mensual bruto de 94 mil 560 pesos, también hasta el tercer trimestre del año.

La situación salarial entre los integrantes del Congreso del Estado igualmente está acorde a lo estipulado por el máximo ordenamiento, pues cada uno de los 25 diputados percibe una dieta mensual de 66 mil 284 pesos mensuales.

Un elemento del Ejército ofrecía desde el Campo Militar No. 1 equipo táctico, armas y granadas a un cártel del narcotráfico.