Jenni se fue hace 10 años… y sigue presente

406
Jenni se fue hace 10 años... y sigue presente
  • La “Diva de la Banda”, quien falleció en un accidente aéreo registrado en la sierra de Iturbide, Nuevo León cumple 10 años de su partida.
LORENA CORPUS / AGENCIA REFORMA

MONTERREY, NL.- Los recuerdos que dejó Jenni Rivera, la hermana, la madre o la hija son inolvidables para su familia, así como el cariño que sus más fieles admiradores le tienen a 10 años de su muerte.

La llamada “Diva de la Banda”, quien falleció en un accidente aéreo registrado en la sierra de Iturbide, Nuevo León, el 9 de diciembre de 2012, dejó un legado musical que sigue presente.

De acuerdo a Spotify, actualmente su música tiene 3.6 millones de oyentes mensuales. Sus temas más escuchados son “No Llega el Olvido”, con 80 millones de reproducciones, “Basta Ya”, con 70, y “De Contrabando”, con 53.

Desde su deceso, la historia de Janney Dolores Rivera Saavedra, quien murió a los 43 años, ha sido contada en dos series. Además, la familia planea un documental, una película y aún hay más canciones inéditas que dejó grabadas.

“Así es, tenemos temas, pero todavía no hemos lanzado nada por respeto a mis nietos y por no interferir en alguna promoción que ellos vayan a hacer”, informó Pedro Rivera, papá de Jenni, quien se encuentra recuperándose de su salud luego de estar varios días en el hospital.

Más allá de las discusiones que existen en la familia Rivera está el amor a Jenni que une a los hermanos Rosie, Juan, Lupillo, Gustavo y Pedro Jr.

A Jenni le sobreviven cinco hijos: Janney “Chiquis” Marín Rivera, Jacqueline Marín Rivera, Trinidad (Michael) Marín Rivera, Jenicka Priscilla López Rivera y Johnny Ángel López Rivera.

Su única hermana mujer, Rosie, aún recuerda cómo fue el último día de vida de “Chay”, como llama cariñosamente a la cantante.

“No sé cómo hacerle, ya son 10 años y todavía no sé vivir sin ella”, afirma Rosie, “pero para mí ha sido mi relación con Jesucristo (que la ayudó)”.

“Su último día de vida, es muy difícil para mí, hay un poco de morbo ahí que no me gustaría tocar, pero te puedo decir que tuvimos una plática muy normal, muy común entre hermanas, por texto, nos reímos. Ella estaba pasando por un momento difícil, pero normal, estaba normal. No había temor, nada de eso”.

Las últimas horas de vida de Jenni estuvieron marcadas por el éxito. La nacida en Long Beach, California, actuó ante más de 15 mil personas que ovacionaron su canto en la Arena Monterrey.

La intérprete de banda pasaba por un muy buen momento en su carrera, pues se presentaba en conciertos que registraban llenos; su música estaba en los primeros lugares de popularidad y era coach del reality La Voz…

México junto a Paulina Rubio, Miguel Bosé y Beto Cuevas.

“Ese último día se puede ver y se verá, espero, cuando los niños (los hijos de Jenni) saquen lo que fue (el concierto) de Monterrey. Gracias a Dios se grabó”, expresa Rosie en entrevista.

En la última conferencia de Jenni, realizada después de concierto, a las 1:08 horas de la madrugada del 9 de diciembre de 2012, Jenni comentó que había llegado a Monterrey con las cámaras para grabar toda su visita a la Ciudad.

“Soy tan feliz”, aseguró la cantante hace 10 años cuando se le preguntó sobre su estado emocional. “Son cosas muy fuertes las que han pasado en mi vida, pero no puedo apendejarme”.

Durante su encuentro, con los cuatro medios que la entrevistaron, entre ellos El Norte, Jenni estuvo accesible, divertida y tuvo el detalle de responder una llamada para esta reportera. Estaba feliz y se sentía muy bendecida.

A las 3:00 horas del 9 de diciembre, una selfie en el interior del avión, publicada por una de las personas que la acompañaban, quedó como registro del momento previo al trágico accidente que acabó con su vida.

La licencia de conducir de Jenni y otras de sus pertenencias quedaron en el área del accidente en el Ejido Tejocotes.

Rosie recuerda cuál fue el último mensaje que se enviaron como hermanas.

“Ella usaba textos muy chistosos, mi último mensaje que tengo de ella fue un ‘jajaja’ y un chiste de ella que lo llevo grabado en el corazón”, recuerda Rosie. “Platicamos hasta que el celular perdió pila”.

Para la familia, el recuerdo de Jenni sigue muy vivo.

“Yo recuerdo a Chay como una mujer muy emotiva, detallista, que ama con todo su ser, que perdona, fuerte, que veía sus errores, y los quería cambiar; que cada día quería mejorar”, indica Rosie.

“Era una visionaria que, gracias a lo que ella vio en mí, yo ahora puedo creer en mí y no solo para mí, esto lo hizo para con muchas personas. Era una mujer real y el amor que daba Jenni Rivera es muy difícil de encontrar”.

Te puede interesar: Enamora Benny a su esposa… y fans

Un elemento del Ejército ofrecía desde el Campo Militar No. 1 equipo táctico, armas y granadas a un cártel del narcotráfico.