Cierra STPS la puerta a outsourcing hotelero

418
Cierra STPS la puerta a outsourcing hotelero
  • A través de un acuerdo, la dependencia determinó que camaristas, recepcionistas, entre otros trabajadores, no podrán ser subcontratados.
CLAUDIA GUERRERO / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- La Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) cerró la puerta al outsourcing en la industria hotelera.

A través de un acuerdo, la dependencia determinó que camaristas, recepcionistas, cocineros, cantineros, meseros y sus capitanes, encargados de lavandería, ropería, lava losas, limpieza, cocina y reservaciones, entre otros trabajadores, no podrán ser subcontratados.

La Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC) ha denunciado que, en algunas regiones turísticas, como la Riviera Maya, los hoteleros buscan la subcontratación para no pagar prestaciones ni utilidades a los trabajadores.

Desde 2019, la Secretaría del Trabajo detectó en empresas de servicios, industria y turismo que mantenían toda su nómina contratada por outsourcing, a pesar de que cumplían con funciones esenciales.

De acuerdo con la ley vigente, las empresas sólo pueden contratar bajo el esquema del outsourcing cuando se trata de actividades especializadas, que justifican la temporalidad de los empleos y la relación laboral a través de un tercero.

Sin embargo, en el caso de los “servicios de alojamiento temporal”, la Secretaría determinó que no aplica ese criterio para un listado de trabajadores.

“Las actividades enlistadas no se consideran especializadas, por consecuencia, resulta inviable que las empresas o personas físicas dedicadas a prestar servicios de alojamiento temporal (industria hotelera) contraten dichos servicios con un carácter de especializado.

“Dichas actividades se encuentran intrínsecamente vinculadas a su objeto social y actividad económica preponderante”, señala el acuerdo publicado en el Diario Oficial de la Federación.

En consecuencia, este criterio será tomado en cuenta por la dependencia federal para efectos de las inspecciones en materia de subcontratación en esos centros de trabajo.

En el acuerdo, la Secretaría recordó que la reforma en materia de subcontratación, decretada en abril del año pasado, busca combatir mecanismos de simulación en la relación laboral.

“Dichos mecanismos provocan una afectación directa a los derechos laborales de los trabajadores, afectan su acceso a financiamientos, su capacidad de pago, su acceso a la vivienda y su capacidad de ahorro financiero a largo plazo”, refiere.

“Además generan un menoscabo considerable en la recaudación por parte del Estado respecto las obligaciones de seguridad social y fiscales de los empleadores”, expone.

En este marco, refirió que la reforma dejó establecida la prohibición de la subcontratación de personal, ya que sólo permite la contratación de servicios especializados que no formen parte del objeto social de la empresa.

Un elemento del Ejército ofrecía desde el Campo Militar No. 1 equipo táctico, armas y granadas a un cártel del narcotráfico.