Intenta titular de TJA ocultar a su hijastro

231
Intenta titular de TJA ocultar a su hijastro
  • La presidenta del Tribunal de Justicia Administrativa, la emecista Ethel Maldonado, intentó ocultar el caso en el que contrató a su hijastro.
ÁNGEL CHARLES / AGENCIA REFORMA

MONTERREY, NL.- Luego de que en diciembre del año pasado contrató a su hijastro Érick Zavala Hernández y hasta lo puso en su ponencia, lo que sería nepotismo, la presidenta del Tribunal de Justicia Administrativa, la emecista Ethel Maldonado, intentó ocultar este caso.

Maldonado, ex candidata de MC a la Alcaldía de San Nicolás, fue designada por el Congreso local como magistrada del TJA el 27 de octubre del año pasado.

Semanas después, el 3 de diciembre, la emecista promovió la contratación de Zavala, hijo de José Reynaldo Zavala, esposo de la magistrada desde el 2013, y pidió que lo asignaran a su ponencia. También contrató a Karen Aidé Montoya Ramírez, novia del hijastro, como se publicó el pasado 12 de diciembre.

Ya en este año, en marzo, Maldonado fue designada presidenta del TJA.

En una solicitud de transparencia del 9 de mayo, un ciudadano preguntó al Tribunal la relación de afinidad que había entre la presidenta y Zavala, pero el órgano colegiado respondió que no estaba obligado a contestar eso.

Sin embargo, ese mismo día, en una sesión extraordinaria, Maldonado promovió cambiar a su hijastro de la Sala Superior a la Primera Sala Ordinaria.

Al responder otra petición de transparencia, el Tribunal informó que Zavala es el único secretario de Estudio y Cuenta que sólo hace trámites, pero no estudia expedientes ni proyecta sentencias, como dice la descripción de ese cargo.

Por este puesto, el hijastro percibe un salario mensual bruto de 62 mil 532 pesos.

Abogados advirtieron que, con la contratación de su hijastro, y al tenerlo cuatro meses en su ponencia, Maldonado infringió la Ley General de Responsabilidades Administrativas por nepotismo.

Te puede interesar: Aplicarán a menores en NL vacunas antiCovid

Un elemento del Ejército ofrecía desde el Campo Militar No. 1 equipo táctico, armas y granadas a un cártel del narcotráfico.