Investigan compra de 228 fusiles

195
Investigan compra de 228 fusiles
  • La Sedena inició una investigación de oficio para aclarar la compra de 228 fusiles calibre 50, destinados a la Guardia Nacional.
STAFF / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- La Contraloría de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) inició una investigación de oficio para aclarar la compra de 228 fusiles calibre 50, destinados a la Guardia Nacional (GN), luego de que el contrato de más de 3 millones de dólares no fue adjudicado a Barrett Firearms Manufacturing, la empresa estadounidense que fabrica este tipo de armas.

El Barrett es el arma de alto poder favorita de los cárteles del narcotráfico, capaz de derribar aeronaves y perforar vehículos a mil 800 metros.

La licitación fue ganada el 26 de septiembre por Intman, una comercializadora de armas y artículos de defensa con oficinas en Polanco, que ofertó 3 millones 181 mil dólares.

Barrett, que fue una de las empresas demandadas en 2021 por México ante una Corte de Boston por el tráfico de armas hacia el país, cotizó 3 millones 31 mil dólares, 4.7 por ciento menos, pero su oferta fue derrotada por la de la empresa mexicana.

La causa fue la evaluación técnica, elaborada por el teniente José Luis Corona Lacomba y el capitán Edmundo Alva Alva, con visto bueno del general de Brigada Gerardo Serna Melchor, comandante del Cuerpo de Policía Militar.

Intman obtuvo 41.5 puntos, por 31.5 de Barrett. La razón fue que esta última incluyó en su oferta la frase “especificaciones aproximadas y sujetas a cambios sin previo aviso”, lo que para los evaluadores implicó que no había garantía de que se entregarían los fusiles tal y como fueron requeridos, por lo que no se asignó un solo punto de los diez previstos en el rubro.

Otro detalle fue que Barrett no anexó un folleto para verificar los cinco cartuchos por fusil incluidos en la compra, lo que restó cinco puntos adicionales.

El pasado 22 de noviembre, Intman promovió un amparo contra la intervención de oficio iniciada por el Órgano Interno de Control (OIC) en la Sedena para revisar todos los actos de la licitación y paralizar la compra.

Intman pidió una suspensión para el efecto de que no se le impida concretar la entrega de los fusiles, misma que fue negada el 6 de diciembre por Blanca Lobo, jueza Décimo Segunda de Distrito en Materia Administrativa.

“La solicitud (de Intman) se traduce en que las autoridades responsables se abstengan de paralizar una posible licitación que se efectuó en contravención a la ley. Lo que a su vez implica el continuar la ejecución de la adjudicación de la licitación que se presume ilegal”, afirmó la jueza.

N-GRAFICO-FUSILES

El contrato es de largo plazo, pues el tiempo límite de entrega de todos los fusiles es de 300 días, es decir, hacia finales de julio de 2023.

Otra compra reciente de la Sedena para la GN, de 33 mil 540 cascos balísticos, fue congelada desde el 13 de octubre por el juez Gabriel Regis, ante reclamos de favoritismo hacia una firma mexicana, por parte de la empresa estadounidense que los fabrica y su representante en nuestro país.

Te puede interesar: Obligan a inocentes a autoinculparse

Un elemento del Ejército ofrecía desde el Campo Militar No. 1 equipo táctico, armas y granadas a un cártel del narcotráfico.