Mala noche en El Torito

323
Mala noche en El Torito
  • Édgar pasó el Año Nuevo dentro de El Torito, además, no alcanzó la cena especial que cada año preparan para los infractores.
DANA ESTRADA /AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Tras cometer una falta cívica y ser víctima de intento de extorsión por policías de la Secretaría de Seguridad Ciudadana capitalina (SSC), Édgar pasó el Año Nuevo dentro de El Torito. Además, no alcanzó la cena especial que cada año preparan para los infractores.

Alrededor de las 20:00 horas Édgar terminaba una reunión con amigos en las inmediaciones de La Lagunilla, creyó que no habría problema si salía a la calle con el último un vaso de tequila en la mano, pero no fue así.

“Yo iba tomando mientras caminaba para tomar el transporte para mi casa y festejar, pero unos policías me vieron y me pararon. No puse resistencia”, relató Édgar.

Los uniformados le informaron que beber en la vía pública era una falta cívica y que debía ser trasladado al Centro de Sanciones Administrativas y de Integración Social de la CDMX.

“Llamé a mi familia, les dije a dónde me llevaban y aproximadamente de cuánto era la multa, según lo que me dijeron los policías. Estuvo extraño, porque de La Lagunilla al Torito los policías me querían llevar en taxi, pero al final fue en Metro”, relató.

Tardó dos horas en ser trasladado al Torito. Sus familiares ya lo esperaban. Y ahí, los policías les informaron que podía salir tras pasar 13 horas detenido o pagar una multa de mil 080 pesos.

No obstante, los policías les dijeron que el pago debía hacerse por transferencia electrónica a una cuenta de banco particular.

“Ya habíamos hablado con un abogado. Y nos habían dicho que en primera el traslado debía ser en patrulla y no en taxi o Metro, y con el dinero que se debía pagar en efectivo con las autoridades y un juez en el Torito, y no por transferencia”, explicó Édgar.

A ver que se trataba de una irregularidad y al no querer acceder a pagar con transferencia, Édgar se quedó en los separos. Y salió ayer hasta las 11:00 horas.

De acuerdo con el joven, cuando lo ingresaron ya no alcanzó el menú de Fin de Año, que consistió en pasta, alambre, ensalada de manzana y ponche.

“Todos los que estábamos ahí estábamos tristes o enojados. Supimos que acabó el año porque escuchamos los cohetes y algunos ya dijeron bien apagados “Feliz Año”. Yo sé que eso que hice estuvo mal. Para mí, más que anécdota se queda como aprendizaje porque mi familia también lo pasó mal”, comentó.

De acuerdo con la SSC, la noche del 31 de diciembre y madrugada del 1 de enero, 54 hombres y 4 mujeres pasaron la noche en El Torito, debido a la aplicación del programa “Conduce sin Alcohol”.

Te puede interesar: Arranca lento venta por Reyes Magos

Un elemento del Ejército ofrecía desde el Campo Militar No. 1 equipo táctico, armas y granadas a un cártel del narcotráfico.