Quieren captar más judocas en Q. Roo

320
Quieren captar más judocas en Q. Roo
  • El objetivo para el 2023 es conseguir más medallas en los Juegos CONADE y consolidar la disciplina en la entidad.
MARIO FLORES

CANCÚN, Q. ROO.-El judo fue una de las disciplinas que conquistaron más medallas para Quintana Roo durante los Juegos Nacionales CONADE 2022, por lo que intentarán repetir en el podio para la edición de este año. Dayma Beltrán, jefa de entrenadores del Centro Estatal de Alto Rendimiento (CEDAR), aseguró que buscan captar más talentos en toda la entidad.

“Buscaremos hacer un trabajo en conjunto para masificar el judo; queremos que conozcan nuestro deporte y que haya espacios para practicarlo y de ahí es donde obtendremos a nuestros talentos para las futuras competencias”, dijo la entrenadora.

Los judocas quintanarroenses consiguieron 10 preseas el año pasado, tres de oro, una de plata y seis de bronce. Los metales dorados fueron conseguidos por Ariadna Chávez en la categoría Sub-15 en -58 kg, Máximo Vázquez en la Sub-15 con -64 kg e Iliana Naomi Pozo en los -63 kg. Por su parte Valeria Escalante consiguió plata en la Sub-18 dentro de los -40 kg.

En tanto que los bronces, destacaron Naomi Cardona Salazar (Sub-15 en los -44 kg), Dulce Ixchel Pech (Sub-15 en los -48 kg), Crisaliz Monserrat Godínez (Sub-15 en los -53 kg), Darinel Escamilla (Sub-18 en -90 kg), Jade Segura (Sub-18 en los -70 kg) y Zaira Chávez (Sub-21 en los +78 kg).

Con estos resultados, Quintana Roo ocupó el sexto lugar, por debajo de estados como Jalisco, Baja California, Nuevo León, Guanajuato y Tamaulipas, superando a Yucatán, Campeche, Chiapas y Querétaro.

“Confío que el 2023 será mejor, vamos a mantener la mentalidad y a reforzar la unidad entre nuestros atletas, nuestra asociación y la COJUDEQ, para que este deporte siga creciendo, ya logramos abrir un espacio en Chetumal, un lugar donde no había Judo y eso es lo que buscaremos hacer en otros municipios”, comentó Beltrán.

Te puede interesar: Expresan su apoyo hacia Damar Hamlin

Un elemento del Ejército ofrecía desde el Campo Militar No. 1 equipo táctico, armas y granadas a un cártel del narcotráfico.