Demandan a Trevi otra vez

456
Demandan a Trevi otra vez
  • Otra demanda contra Gloria Trevi parece revivir el infierno que vivió hace 20 años tras acusaciones de violación y abuso de menores.
LORENA CORPUS / AGENCIA REFORMA

MONTERREY, NL.- Dos décadas después de haber sido detenidos en Rio de Janeiro, Brasil, acusados de rapto, violación y corrupción de menores, otra demanda contra Gloria Trevi y Sergio Andrade parece revivir el infierno de aquellos años.

Según la revista Rolling Stone, la cantante regiomontana, de 54 años, de nuevo está en el centro del escándalo con la información que dio a conocer ayer la revista especializada, en la que se señala que su nombre es vinculado a otra acusación, ahora en Los Ángeles, en EU.

De acuerdo con la demanda presentada el 31 de diciembre pasado, de la cual la revista dijo poseer copia, la cantautora consiguió menores de edad para su ex productor, Andrade”.

En la acusación, ni Trevi ni Andrade se nombran específicamente, pero, según los detalles incluidos de los conciertos de la cantante en la década de 1990 y los discos que grabó, se trata de ellos.

En la información se da a conocer que dos demandantes alegan que tenían 13 y 15 años cuando la intérprete de “Dr. Psiquiatra” se les acercó en público y las atrajo para que se unieran al supuesto programa de capacitación musical de Andrade, al promocionarlo como “una oportunidad de élite” para crear estrellas.

“(Trevi y Andrade) aprovecharon su papel, su estatus y su poder como una estrella pop mexicana bien conocida y exitosa y un productor famoso para tener acceso, preparar, manipular y explotar a (las víctimas) y obligarlas a tener contacto sexual durante años”, señala esta demanda civil.

El documento agrega que, cuando estos hechos supuestamente ocurrieron, Trevi y Andrade ya habían alcanzado la fama internacional.

Gloria, desde España, reaccionó ayer en su cuenta Instagram.

“Cada golpe me ha hecho más fuerte y más humana, me emociona todo lo que viene. siento que los que no me conocen por fin me van a conocer y al final todos me amarán #bioserie #ellassoyyo”, escribió Trevi.

Armando Gómez, esposo de Trevi, usó su cuenta de Twitter para defenderla.

“Hagan lo que hagan, inventen lo que inventen, ¡todo saldrá, cobardes! Todo a su tiempo, al menos siguen alimentando a lo que tanto miedo le han tenido por años… Nos vemos pronto”, escribió Gómez.

“¿La pregunta es dónde estaban los padres de esas supuestas víctimas?”, declaró una fuente cercana al caso, que prefirió reservar su nombre. “¿No tendrá relación esto con el hecho de que Gloria ha ganado, otra vez, en el proceso de la demanda que presentó por difamación en Estados Unidos contra TV Azteca?”.

Carla Estrada, productora y quien trabaja en la bioserie Ellas Soy Yo: Gloria Trevi, dijo ayer que desayunó con la noticia de la demanda.

“No lo sé (el impacto en el proyecto), nosotros estamos haciendo la serie antes de esto, entonces no podría contestar tu pregunta.

“La que tendría que tomar la decisión sería la empresa. Nosotros estamos contando lo que pasó y relatado por primera vez por Gloria, ¿eso sería la segunda parte, no? Pienso yo, no lo sé”, agregó Estrada vía telefónica.

A través de un video, Trevi declaró que recarga energías en España para lo que le depara este año en materia laboral.

“El momento más oscuro de la noche es cuando va a empezar la aurora, cuando va a empezar a amanecer. Estoy súper emocionada aquí, en España, voy a sentir la cabalgata de los Reyes Magos por acá, y me voy a llenar de muchísima energía para muchas cosas que se vienen. Para todo.

“Así que prepárense porque vamos a tener Isla Divina en el Auditorio de México, en Monterrey, en muchas otras ciudades de México y Centroamérica, y me voy a preparar para lo bueno y para luchar para cualquier cosa. Nos vemos, los quiero mucho, estén bien. Yo estoy bien”, dijo Trevi en su video en Instagram.

Te puede interesar: ‘Chente’ y ‘Juanga’ en ‘los mejores cantantes del mundo’

Un elemento del Ejército ofrecía desde el Campo Militar No. 1 equipo táctico, armas y granadas a un cártel del narcotráfico.