NIDO DE VÍBORAS

954
NIDO PRIMERA GOBERNADORA

Por KUKULKÁN

LA PRIMERA gobernadora de Quintana Roo goza de un poder que no tuvieron sus antecesores desde el 2005 cuando por primera vez en las urnas se manifestó la alternancia política para romper el control del estado por grupos del PRI que por décadas se repartían la silla principal del Palacio de Chetumal, el Congreso del Estado y los municipios, sólo entre cozumeleños y chetumaleños con los resultados de corrupción conocidos por todos. El estado tiene hoy una nueva clase política surgida de las primeras generaciones nacidas en Cancún, hijos de pioneros, muchos de ellos ocupan alguna diputación, magistratura, secretaría, dirección o coordinación del gabinete encabezado por Mara Lezama Espinosa.

HACE 17 años Félix González Canto apenas ganó la gubernatura ante dos fuertes contendientes postulados por el PAN y el PRD, que le impidieron al PRI alcanzar los números para controlar el Congreso que por primera vez lograba la integración plural y comenzó a minar la otrora demoledora fuerza priista. La derrota en el legislativo no le significó al cozumeleño resistencias a su gobierno. Félix supo seducir a los opositores que terminaron festejando su manejo político: ¡Félix sí sabe para qué es el dinero! Quien gobernó con manga ancha fue su sucesor Roberto Borge Angulo, con un poder absoluto, quien a mitad de su gobierno conquistó electoralmente el estado a fuerza de pistola inclusive, para controlar a su antojo los tres poderes: Ejecutivo, Legislativo y Judicial. No supo ejercer el poder y ahora está preso por diversos delitos cometidos durante su mandato.

LA ALINEACIÓN política que hoy muestran los poderes Ejecutivo y Legislativo se dio por mandato popular en las urnas. Gracias a la mayoría lograda por los partidos de la alianza ‘Juntos Hacemos Historia’, el Congreso del estado se pintó de guinda, por lo que la gobernadora Mara Lezama no tiene de qué preocuparse. Puede reformar inclusive la Constitución estatal para los cambios trascendentales del gobierno de la 4T. Y la relación con el Poder Judicial corre como ‘miel sobre hojuelas’. Sin conflictos en el horizonte. Además de esta fortaleza, la primera gobernadora cuenta con todo el respaldo del presidente Andrés Manuel López Obrador para llevar a cabo la prometida consolidación de la Cuarta Transformación en Quintana Roo.

AUSTERIDAD republicana, combate a la corrupción, distribución equitativa de la riqueza, son lineamientos trazados por el gobierno de Mara Lezama que ha proclamado acabar con los privilegios de funcionarios públicos y pone por delante al ciudadano. Tal cual lo dictan los postulados de la 4T y por lo mismo el presupuesto de 2023, de casi 42 mil millones de pesos, privilegiará los programas sociales para los más desprotegidos. El encargado de que esos programas se realicen, es el secretario de Desarrollo Social, Pablo Bustamante Beltrán, joven de la nueva clase política estatal cancunense que debe responderle a los quintanarroenses desempeñando su función con un manejo transparente de los recursos públicos. Eso lo mantiene vivo en su aspiración a la Presidencia Municipal de Benito Juárez luego de perder los comicios de 2018 ante Mara Lezama, hoy su jefa.

EN CHETUMAL, la capital usada y olvidada por los anteriores gobiernos, se sienten otra vez invadidos por esa nueva clase política desconocida y de la cual desconfían después de la mala experiencia que los chetumaleños sufrieron con la colonia de cozumeleños instalada durante los gobiernos de Félix González Canto y Roberto Borge Angulo. El operador financiero de este grupo fue Eliezer Villanueva Lanz, odontólogo de profesión, incursionado en la política por su primo Félix para controlar las áreas administrativas del estado y, por su cuenta, se dedicó a comprar inmuebles para instalar negocios particulares sobre el codiciado bulevar de la bahía.

EN ESA DORADA época el cozumeleño Eliezer era la envidia de chetumaleños por la capacidad de influencia para disponer de recursos con manejo discrecional, lo que le atrajo fama, poder y esposa proveniente de las ‘clases adineradas’ de Chetumal, Violette Eljure. ‘Lejos del que manda, cerca del que paga’, fue la frase que entre miembros del gabinete felixista hizo famoso al operador financiero. A la distancia, cuenta la leyenda urbana local, Eliezer está en la ruina, huyendo de procesos judiciales iniciados en su contra por la administración de Carlos Joaquín González y también perdió a su familia. Ejemplos de esta decadente clase de políticos es lo que ya no quieren ver ni chetumaleños ni quintanarroenses en general.

@Nido_DeViboras

Un elemento del Ejército ofrecía desde el Campo Militar No. 1 equipo táctico, armas y granadas a un cártel del narcotráfico.