Bajo el manto de Tlaltecuhtli

166
Bajo el manto de Tlaltecuhtli
  • Las Primeras Damas Jill Biden, y Sophie Grégorie, escuchaban sorprendidas la historia de Tlaltecuhtli, diosa de la tierra.
ÉRIKA HERNÁNDEZ / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Las Primeras Damas de Estados Unidos, Jill Biden, y de Canadá, Sophie Grégorie, escuchaban sorprendidas la historia de Tlaltecuhtli, diosa de la tierra.

Junto a la esposa del Presidente Andrés Manuel López Obrador, Beatriz Gutiérrez, la directora del Museo del Templo Mayor, Patricia Ledesma, explicaba algunos significados de esa figura, tallada en andesita de lamprobolita, roca volcánica extrusiva de tonalidades rosáceas y violáceas.

Una de las historias es que era un monstruo marino que representaba el caos, y que Quetzalcóatl y Tezcatlipoca lo partieron a la mitad; una parte la lanzaron hacia arriba para crear el cielo y las estrellas, y la otra hacia abajo para conformar la tierra.

La pieza, de 4.1 por 3.6 metros y de 12 toneladas, fue considerada imponente por las visitas, y así lo hicieron ver en su charla con Gutiérrez.

La figura llegó en 2010, cuatro años después de su hallazgo y restauración.

En el mismo vestíbulo del Museo observaron el muro de clavos con imagen de cráneo que evoca el Tzompantli, un altar con cráneos humanos para honrar a los dioses. Los clavos fueron encontrados en excavaciones arqueológicas en 1978.

Por la mañana, las esposas de los mandatarios asistieron a un almuerzo ofrecido en el Palacio Nacional por la pareja presidencial.

De ahí, con un Zócalo cerrado, y en medio de un fuerte dispositivo de seguridad montado por elementos de los tres países, las Primeras Damas caminaron al Museo.

Biden fue la única que decidió cambiar su atuendo, para estar más cómoda, por lo que a su vestido formal azul metálico, le agregó una pashmina y tenis del mismo tono.

Gutiérrez se quitó el saco que lució por la mañana, y mantuvo su vestido rosa fiusha con negro, mientras que Grégorie vistió un traje sastre blanco.

En menos de una hora, las Primeras Damas recorrieron algunas de las ocho salas que integran el Museo, el cual alberga 7 mil piezas de la historia prehispánica de la región.

Por ejemplo, observaron el gran monolito circular que representa en relieve a la diosa lunar, Coyolxauhqui.

Regresaron al Palacio Nacional mientras sus esposos concluían su reunión privada y daban un mensaje a medios de comunicación.

Biden dejó el país ayer por la noche. Aunque no llegaron a México juntos, la Primera Dama viajó de regreso a Washington con el Presidente estadounidense.

Mientras que Grégorie sostendrá hoy otro encuentro con Gutiérrez, pues sus esposos tendrán una reunión bilateral.

Te puede interesar: Acuerdan coordinar combate a fentanilo

Un elemento del Ejército ofrecía desde el Campo Militar No. 1 equipo táctico, armas y granadas a un cártel del narcotráfico.