NIDO DE VÍBORAS

719
NIDO RADICALES

Por KUKULKÁN

UNA CORRIENTE política al interior de Morena defiende a capa y espada su idea de que la verdadera transformación del país sería que en 2024, por primer ocasión en la historia, una mujer ocupara la silla de la Presidencia de la República y perfilan a Claudia Sheinbaum como la candidata ideal para continuar con el proyecto de gobierno emprendido por el presidente Andrés Manuel López Obrador desde 2018, de combate frontal contra la corrupción, preferencia para los más necesitados y reparto equitativo en la distribución de la riqueza.

SE TRATA del ala más radical del partido, que se niegan a mover un ápice al proyecto de gobierno de la Cuarta Transformación, y quienes no van a permitir que las clases privilegiadas durante el periodo neoliberal retomen el poder para iniciar su desmantelamiento. En esta línea se ubica a la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México y en torno a ella se han sumado públicamente gobernadoras y gobernadores, así como legisladores federales, responsables de las campañas de apoyo con la leyenda EsClaudia, a través de anuncios espectaculares en las principales ciudades del país, que se bajaron de inmediato tras levantar ámpula social y la posibilidad de incurrir en violaciones a la ley electoral que la descalifiquen por adelantado de la competencia.

POR NATURAL solidaridad con sus comunes, las primeras en sumarse al apoyo de Claudia fueron las gobernadoras de Morena en el país, Marina del Pilar Ávila Olmeda (Baja California), Layda Sansores San Román (Campeche), Indira Vizcaíno Silva (Colima), Evelyn Salgado Pineda (Guerrero), Lorena Cuellar Cisneros (Tlaxcala) y Mara Lezama Espinosa (Quintana Roo), varias de ellas se estrenaron como primeras gobernadoras de sus respectivos estados y quieren que la ola del cambio llegue a nivel nacional.

DESDE que López Obrador asumió la Presidencia, siete mujeres se han convertido en gobernadoras y serían ocho si su candidata Delfina Gómez Álvarez conquista el gobierno del Estado de México en junio entrante. El presidente no ha dejado de mostrar su favoritismo para las mujeres, las considera más honestas que los hombres, sobre todo para el manejo de los recursos públicos. No hay duda que Claudia cuenta con todo el apoyo del inquilino de Palacio Nacional, pero también se gana a todos sus adversarios tanto fuera como dentro de Morena.

EL ALA conservadora del partido —como se les clasifica al interior—, consideran que el mejor perfil es el de un personaje negociador, que no continúe con la confrontación y sea más moderado en sus posturas, características que ven en Marcelo Ebrard, con trayectoria y experiencia, aceptado hasta en la disminuida oposición que a falta de un proyecto político propio tienen la esperanza de reciclarlo como su candidato en caso de un rompimiento si el canciller no resulta ganador de la candidatura por Morena.

LA VENTAJA del partido guinda es que no tiene a nadie enfrente que les pueda hacer competencia con cualquiera de las corcholatas que sea designada como candidata o candidato, y a dos años de los comicios se ve complicado que puedan crear una figura como para revertir los resultados. Entonces, la apuesta de los opositores es el descarrilamiento de Claudia Sheinbaum y no dejarán pasar alguna oportunidad como el reciente accidente del Metro en la Ciudad de México para emprender el linchamiento mediático en su contra. Los ataques vendrán del fuego amigo y del enemigo, pero hasta el momento ha respondido bien el equipo de control de daños.

PODRÍA pensarse que la Jefa de Gobierno aprendió muy bien del drama político de la serie estadounidense House of Cards y aplicó la lección de aquel capítulo en que el protagonista Frank Underwood (interpretado por Kevin Spacey) está siendo linchado por los medios de comunicación, y con la habilidad de un experto puso en marcha la máxima de las Leyes del Poder: “si estás siendo el bocado de los medios de información, aviéntales al lado otro filete suculento”. Cuando era acribillada por el accidente del Metro, Claudia soltó los avances de la investigación sobre el atentado en contra del periodista Ciro Gómez Leyva como muestra de que se esclarecerá porque se trata de un gobierno diferente y reveló que el caso de los incidentes del Metro tiene la sospecha de ser parte de un complot de los adversarios. Si lo demuestra, lejos de destruirla el golpeteo mediático la fortalecerá.

@Nido_DeViboras

Un elemento del Ejército ofrecía desde el Campo Militar No. 1 equipo táctico, armas y granadas a un cártel del narcotráfico.