Ven negligencia en muerte de joven en Prepa 2

422
Ven negligencia en muerte de joven en Prepa 2
  • Una estudiante falleció al interior de la Preparatoria 2 “Erasmo Castellanos Quinto” de la UNAM y alumnos señalaron que fue por negligencia.
ELTHON GARCÍA / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Una estudiante falleció al interior de la Preparatoria 2 “Erasmo Castellanos Quinto” de la UNAM y alumnos señalaron que fue por negligencia de las autoridades del plantel.

La institución educativa informó que Alexandra, de 17 años, se desvaneció y convulsionó en el suelo alrededor de las 7:15 horas.

Compañeros detallaron que los hechos ocurrieron mientras realizaban un examen de química en un laboratorio y que previamente sufrió una crisis de ansiedad.

La UNAM aseguró que el médico de la escuela atendió la emergencia y verificó que Alexandra ya no presentaba signos vitales. Sin embargo, al menos tres alumnos que fueron testigos contradijeron esa versión.

“Compañeras fueron al área de servicio médico por ayuda y la maestra se quedó con ella para auxiliarla.

“Pero nos comentan que no había ningún médico, porque entran hasta las 8:00 (horas)”, indicó uno de los estudiantes, quien reservó su identidad.

Después se presentó personal de la prefectura para alejar al resto de alumnos.

Al notar que Alexandra aún no recibía atención, sus compañeros llamaron al 911 y una ambulancia de Protección Civil llegó a las 7:35 horas, pero personal de vigilancia del plantel les impidió el acceso, bajo el argumento de que era una violación a su protocolo de emergencias.

Casi una hora después, acusaron, permitieron el ingreso de socorristas del CRUM y de una corporación privada, quienes confirmaron que la menor falleció por un traumatismo craneoencefálico.

En tanto, los prefectos aislaron al resto del grupo y le ordenaron que no diera información sobre el caso.

Las clases se suspendieron y la preparatoria fue evacuada para que la Fiscalía realizara los peritajes.

Te puede interesar: Ven como injustificado el despliegue de la GN en Metro

Un elemento del Ejército ofrecía desde el Campo Militar No. 1 equipo táctico, armas y granadas a un cártel del narcotráfico.