NIDO DE VÍBORAS

1544
ANTE el desplome registrado por los partidos “opositores” durante los dos últimos procesos electorales y su complicada recuperación en Quintana Roo, la verdadera contienda para renovar presidencias municipales y el Congreso local en 2024 comenzó con mucho tiempo de anticipación entre las principales fuerzas que conforman la alianza “Juntos Haremos Historia”: Morena contra el Partido Verde Ecologista.

Por KUKULKÁN

ANTE el desplome registrado por los partidos “opositores” durante los dos últimos procesos electorales y su complicada recuperación en Quintana Roo, la verdadera contienda para renovar presidencias municipales y el Congreso local en 2024 comenzó con mucho tiempo de anticipación entre las principales fuerzas que conforman la alianza “Juntos Haremos Historia”: Morena contra el Partido Verde Ecologista, que coaligados controlan hoy ocho de los once ayuntamientos y la mayoría de los escaños legislativos, además de la gubernatura hasta 2027.

SI BIEN todavía faltan 17 meses para esa jornada, morenistas y verde ecologistas ya juegan al futurismo político al sentirse confiados de que prácticamente no tendrán enfrente a nadie que les haga competencia. Por eso es que puede verse a la mayoría de sus alcaldesas y alcaldes, así como diputadas y diputados, calentando motores desde las trincheras que ya ocupan, tanto para buscar afanosamente su reelección como para brincar a otra posición.

EN LA ACTUAL geografía electoral, Morena controla políticamente los ayuntamientos de Othón P. Blanco, Felipe Carrillo Puerto, José María Morelos, Tulum, Cozumel y Lázaro Cárdenas, mientras que el partido del tucán conserva Benito Juárez y Puerto Morelos, cantidad que ambos esperan ampliar en 2024 arrebatando a la oposición Isla Mujeres, Solidaridad y Bacalar, en poder de la alianza PAN-PRD.

SI SUS CÁLCULOS no le fallan, el Partido Verde pretende sumar a su cuenta los municipios de Isla Mujeres, Solidaridad y Cozumel para quedarse con cinco, aunque la batalla interna a morir con Morena será por Benito Juárez entre la actual alcaldesa verde ecologista Ana Patricia Peralta de la Peña y la diputada federal morenista Anahí González Hernández.

QUIENES apoyan a la primera confían en que sin duda será reelecta, aunque ahora que ostenta el cargo parece inexistente para la mayoría de los benitojuarenses que no la ven con los tamaños, sino como una alcaldesa adjuntita o Juanita de la gobernadora Mara Lezama Espinosa. En cambio, la segunda ha mostrado su músculo durante estas dos últimas semanas en que rindió su primer informe de labores y se dejó ver arropada por la plana mayor de Morena tanto a nivel nacional como estatal, incluida la mandataria estatal en quien de acuerdo con la liturgia política recae la decisión última de designar candidatas (os) a presidentas (es) municipales.

EL OTRO municipio donde la batalla entre aliados sacará chispas es Cozumel, gobernado actualmente por la morenista Juanita Alonso Marrufo cuya pésima gestión le ha ganado por adelantado la desaprobación multitudinaria de los habitantes quienes ya voltean a ver como el futuro salvador al actual presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política de La XVII Legislatura, el verde ecologista Renán Sánchez Tajonar.

DONDE tampoco se le ve futuro a la oposición, es en Isla Mujeres cuya alcaldesa Atenea Gómez Ricalde renunció recientemente a su filiación panista ante el coqueteo que le han venido haciendo tanto de Morena como del Partido Verde. Hasta el momento ella se ha declarado como independiente y sólo será cuestión de tiempo para ver por cuál de los dos se inclina para postularse como su candidata. La misma situación se vive en Solidaridad donde la panista Lili Campos Miranda ha mostrado un buen desempeño, pero la prospectiva política infiere que no le alcanzaría sólo con su partido y habría que trabajar por una amplia alianza.

ESTÁ claro que para los verdes el interés por conquistar el poder sólo es en los municipios boyantes turísticamente, localizados en la zona norte del estado, los del sur ni siquiera entran a sus cálculos de triunfo porque generan más problemas que dinero. En cambio, Morena no les hace el feo y ya trabaja duramente por conquistar Bacalar que es el único que les hace falta para cerrar la pinza del control político en aquellas latitudes.

@Nido_DeViboras

Un elemento del Ejército ofrecía desde el Campo Militar No. 1 equipo táctico, armas y granadas a un cártel del narcotráfico.