Agrede mafia de taxistas de Cancún a usuarios de Uber

251
  • Taxistas de Cancún operan como una mafia al intimidar y agredir a usuarios y conductores de Uber.
ALEJANDRO ÁLVAREZ / AGENCIA REFORMA
CANCÚN, Q. ROO.- Taxistas de Cancún operan como una mafia al intimidar y agredir a usuarios y conductores de Uber.

En redes sociales, turistas nacionales y extranjeros han exhibido la violencia y los abusos en el cobro de tarifas de choferes de taxis.

En Quintana Roo, 14 sindicatos de taxistas tienen bajo su control las zonas turísticas y no permiten la operación de Uber, pese a que, el pasado 11 de enero, Magistrados le dieron la razón a la plataforma, en un amparo que les permite dar el servicio sin necesidad de una concesión.

Un caso reciente se registró la noche del jueves. Una familia rusa fue atormentada por un grupo de taxistas que acorraló el vehículo de Uber.

El Uber recogió a la familia en la Plaza las Américas y se dirigía hacia la zona hotelera de Cancún, cuando los choferes del Sindicato de Taxistas Andrés Quintana Roo le cerraron el paso y bajaron a los pasajeros.

Entre llantos de la mujer que cargaba a uno de sus hijos, un taxista que los retuvo argumentó que la operación de Uber en la zona es ilegal y que, por lo tanto, debían subir a una de sus unidades.

Otra denuncia en redes es la del tiktoker Chad Scott.

“¿Sabías que uno de los negocios más corruptos del mundo se encuentra en Cancún? Bueno, en realidad es el servicio de taxis en Cancún”, dice en una publicación. Acusa que hacer un viaje de unos 3 kilómetros cuesta 25 dólares, alrededor de 472 pesos.

En su video, Scott relata lo complejo que es trasladarse de un punto a otro en Cancún y acusa lo costoso que puede ser para los turistas hacer un viaje de unos 3 kilómetros por 25 dólares.

Scott relata que cuando decidió tomar un Uber desde su hotel, ningún conductor se arriesgó a tomar el servicio.

“Pregunté al dueño del edificio y me dijo: ‘Mira Chad, si pides Uber, literalmente podría costarle la vida'”.

Otro usuario de TikTok, identificado como Joshua Black, denunció haber sido estafado. “¿Por qué cuando tomo un taxi en Manhattan tiene taxímetro, pero cuando tomo un taxi en Cancún, no?”, posteó.

El viernes, un turista que pidió un Uber en el Hotel Krystal, ubicado sobre el Bulevar Kukulcán, fue golpeado por otro grupo de taxistas locales que intentó impedir que abordara la unidad. Por estos hechos se reportó la detención de dos operadores.

En la Avenida Yaxchilán se registró el mismo día otro altercado luego de que taxistas cerraron el paso al chofer de una unidad de Uber para tratar de intimidarlo.

Tras los hechos, el Sindicato de Taxistas “Andrés Quintana Roo” justificó las agresiones. “Así como hoy se levanta la voz para condenar a los taxistas, también alzamos la voz para exigir certeza y acciones contra las actividades que vulneran nuestra fuente de ingreso”, señaló.

Los agremiados condenan que los magistrados locales ampararan a Uber sin exigirle tramitar una concesión.
Monopolio
La forma en la que operan los taxistas en Quintana Roo es una especie de monopolio controlado por 14 sindicatos que tienen bajo su control las principales zonas turísticas de la entidad. El Sindicato “Andrés Quintana Roo” tiene 12 mil autos en circulación en Cancún, junto con el gremio Lázaro Cárdenas del Río, en Playa del Carmen, que tiene al menos 7 mil vehículos.

Aunque el Periódico Oficial de Quintana Roo establece que la tarifa mínima es de 37 pesos, los operadores determinan por sí mismo el costo de un viaje. Así, un recorrido corto puede costar hasta 25 dólares.

Un elemento del Ejército ofrecía desde el Campo Militar No. 1 equipo táctico, armas y granadas a un cártel del narcotráfico.