“Con García Luna no teníamos rivales”

145
  • Sergio Villarreal Barragán “El Grande”, operador del Cártel de Sinaloa, fue el primer testigo en el juicio contra Genaro García Luna.
STAFF / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Sergio Villarreal Barragán “El Grande”, operador del Cártel de Sinaloa, fue el primer testigo en el juicio contra el ex Secretario de Seguridad Pública Genaro García Luna y acusó sobornos a cambio de protección.

“No teníamos rivales”, dijo al aludir que el Cártel de Sinaloa era todopoderoso bajo esa protección.

Villarreal, afirmó que García Luna fue crucial para el crecimiento del Cártel de Sinaloa y aseguró que fue testigo de cómo recibió sobornos de millones de dólares.

Dijo que a principios de la década del 2000 -cuando García Luna era jefe de la AFI-, el Cártel de Sinaloa tenía presencia en 5 estados, y después en el 2010 cuando era el jefe de la SSP, el grupo criminal expandió su presencia y control a más de 20 estados.

“Con la ayuda del Gobierno, el Cártel (de Sinaloa) creció en territorio, en la cantidad de droga que movíamos y eliminar a nuestros enemigos. Nos compartía información sobre las investigaciones contra nuestra organización. Ofrecía información para que pudiéramos golpear a nuestros rivales. Fue una gran ayuda porque pudimos crecer y minimizar a nuestro rival. Crecimos en términos de territorio y cantidad de drogas y eliminando grupos rivales”, aseguró “El Grande” ayer ante una corte de Brooklyn.

Añadió que el cártel sobornaba también a militares y autoridades estatales y municipales.

García Luna está acusado de cinco cargos, entre ellos varios por narcotráfico. El juicio que inició ayer podría extenderse por ocho semanas.

Cesar de Castro, el abogado de García Luna lamentó que se busque acusar a su cliente testimonios de criminales y sin evidencias.

Te puede interesar: Plasman en Plan Estatal de Desarrollo los preceptos de la 4T

Un elemento del Ejército ofrecía desde el Campo Militar No. 1 equipo táctico, armas y granadas a un cártel del narcotráfico.