Urge diplomacia de EU y Reino Unido apoyo a Ucrania

895
Urge diplomacia de EU y Reino Unido apoyo a Ucrania
  • El 24 de febrero de 2022, Rusia lanzó una invasión armada a gran escala de un estado vecino soberano.
SANTIAGO AGUILERA IBARRA / AGENCIA REFORMA

WASHINGTON DC, ESTADOS UNIDOS.- Hace diez años, Rusia lanzó una guerra contra una Ucrania independiente, anexando ilegalmente Crimea, así como alentando y apoyando militarmente a los separatistas en las regiones ucranianas de Donetsk y Luhansk. El 24 de febrero de 2022, Rusia lanzó una invasión armada a gran escala de un estado vecino soberano.

 Desde la invasión rusa a gran escala de Ucrania, Ucrania ha recuperado más de la mitad del territorio capturado ilegalmente por Rusia y ha retenido a las fuerzas rusas detrás del frente de batalla. No sólo ha sorprendido a un invasor mucho mayor; ha inmovilizado a Rusia en el Mar Negro, ha mantenido el flujo de cereales hacia los mercados mundiales, ha mantenido la calefacción y la electricidad, ha seguido prestando atención sanitaria y servicios de emergencia y ha aprobado una serie de reformas que la acercan a ser miembro de instituciones transatlánticas. Ucrania está luchando por un futuro democrático, independiente, soberano y próspero con los medios para disuadir y defenderse contra nuevas agresiones.

 Dos años después, el objetivo de Putin sigue sin cambios: Busca destruir a Ucrania y subyugar a su pueblo. Las amenazas al mundo seguirán aumentando si no actuamos. Lo que está en juego en esta lucha se extiende mucho más allá de Ucrania. Los autoritarios de todo el mundo están observando. No se debe permitir que triunfen la agresión y las guerras ilegales de conquista. Cuando los dictadores no pagan el precio por su agresión, causan más caos, muerte y destrucción. Las conversaciones entre Rusia y Ucrania están estancadas porque Rusia continúa librando una guerra para apoderarse de la mayor parte posible de Ucrania.

 La brutalidad de Rusia hacia civiles ucranianos inocentes es desmesurada. Miembros de las fuerzas rusas han cometido crímenes de guerra y de lesa humanidad documentados en Ucrania, incluso contra niños ucranianos. La continua destrucción de infraestructura energética por parte de Rusia amenaza la salud y la seguridad de los ciudadanos de Ucrania y debe detenerse ahora. Rusia demuestra un flagrante desprecio por los principios de seguridad nuclear. Ha llevado a cabo ataques militares que amenazan y dañan las instalaciones nucleares ucranianas, con el riesgo de una filtración de radiación. Los continuos ataques de Rusia afectan las granjas, las instalaciones de almacenamiento de granos, los puertos y los buques comerciales de Ucrania en el Mar Negro. Estos ataques han exacerbado la inseguridad alimentaria mundial y amenazan el bienestar de millones de personas más vulnerables en países mucho más allá de Ucrania. Afortunadamente, con el apoyo de la comunidad internacional, el Corredor Humanitario del Mar Negro está haciendo posible las exportaciones de alimentos.

 La asistencia internacional ha sido enormemente eficaz para garantizar el éxito de Ucrania. Los sistemas de defensa aérea suministrados por aliados y socios han mitigado los continuos ataques de Rusia con misiles y drones. La asistencia humanitaria mantiene viva a la gente. La asistencia económica garantiza que los socorristas y los servicios gubernamentales puedan funcionar y garantizar que la economía de Ucrania se recupere para poder financiar su defensa y llevar al país hacia un futuro europeo moderno, independiente y próspero.

 Hoy, más que nunca, la unión de todas las democracias del mundo es importante. El mundo no puede quedarse de brazos cruzados ante la agresión. Ucrania ganará con la ayuda de aliados en todo el mundo.

Te puede interesar: Busca Lukashenko 36 años al mando