NIDO DE VÍBORAS

2127

Por KUKULKÁN

EN LA PINTORESCA tierra de Quintana Roo, donde el sol besa las olas y las palmeras bailan al ritmo del viento, se desarrolla un espectáculo digno de Broadway, protagonizado por nuestros queridos actores de la alianza ‘Seguimos Haciendo Historia’. Pero no se dejen engañar por el nombre; la única historia que están haciendo es una comedia de enredos digna de ser contada por los mismísimos hermanos Marx.

PRIMERO, dirijamos nuestros reflectores hacia Benito Juárez, donde la senadora Marybel Villegas Canché y la alcaldesa Ana Patricia Peralta de la Peña compiten por el papel principal en esta tragicomedia electoral. Marybel, con la popularidad de una estrella de rock entre los cancunenses, parece tener la sartén por el mango. Por otro lado, Ana Paty, en un intento de metamorfosis política, cambió de verde a guinda, esperando ocultar su pasado más verdoso que el mismo Hulk.

PERO, querida audiencia, el cambio de color no parece ser suficiente para borrar la memoria de escándalos de corrupción del partido del tucán en Cancún que terminan salpicándola a ella. Mientras Ana Paty con su equipo de campaña se sumerge en un mar de preocupaciones por sus bajos números, Marybel mantiene una calma que a muchos les resulta más misteriosa que el contenido de una caja de bombones. Y entonces, ¿qué hace la dirigencia nacional de Morena? Apuestan por Ana Paty, mientras temen que Marybel saque un as de su manga y les reviente la fiesta. Ah, la ironía de querer controlar el caos solo para darse cuenta de que el caos es el único que lleva el timón.

AHORA, navegando hacia la isla de Cozumel, encontramos otra batalla campal entre morenistas. Por un lado, la alcaldesa Juanita Alonso Marrufo, cuyo reinado ha sido tan bien recibido como una tormenta en plena boda en la playa. Y por el otro, José Luis Chacón, el aspirante a que sueña con ser titular, aunque parece no convencer ni a las gaviotas locales. Frente a ellos, la amenaza de un candidato de la oposición que podría ser más querido que el sol después de la lluvia: el priista Pedro Joaquín Delbouis quien está más cerca de recobrar la silla arrebatada en 2021.

EN ESTE circo político, los habitantes de ambos ayuntamientos se encuentran entre la espada y la pared, o mejor dicho, entre el sargazo y el alga. ¿Se inclinarán por aquellos que prometen el cambio con el mismo entusiasmo de un vendedor de tiempos compartidos? ¿O darán la espalda a la farsa, buscando un nuevo protagonista que realmente entienda el guion de las necesidades locales?

MIENTRAS tanto, los ciudadanos asisten a este espectáculo gratuito, algunos con palomitas en mano, otros con el ceño fruncido, preguntándose si acaso no sería mejor cambiar de canal. Pero recordemos, queridos espectadores, que al final del día, gane quien gane de los grupos políticos, el poder de cambiar el final de esta comedia está en nuestras manos, o mejor dicho, en nuestra boleta electoral. Así que, ¡que siga el show! Y que la sabiduría sea nuestra guía en esta jungla de intrigas políticas.

@Nido_DeViboras