Levantan suspensión a la celda emergente

273
  • Celda emergente para disposición de residuos en Cancún puede volver a operar.
IGNACIO CALVA

CANCÚN, Q. ROO.- El Segundo Tribunal Colegiado del Vigésimo Séptimo Circuito del Poder Judicial de la Federación emitió una resolución relativa al recurso de queja interpuesto por Solución Integral de Residuos Sólidos Cancún (Siresol), en contra de la suspensión provisional dictada por el Juzgado Séptimo de Distrito en el estado de Quintana Roo en el caso de la celda emergente de la parcela 175.

El Segundo Tribunal Colegiado concedió a Siresol y las partes acusadas en el caso del Juzgado Séptimo de Distrito revocar la suspensión provisional en lo que respecta a la construcción, funcionamiento y operación de la celda emergente, como sitio de disposición final de residuos sólidos urbanos y de manejo especial.

Sin embargo, mantiene la suspensión provisional que se había emitido por la cual las autoridades responsables deberán realizar todas las gestiones y actos, incluidos la inspección, verificación y sanción correspondiente, para verificar que la celda emergente de la parcela 175 cumpla con todo el marco normativo que regula su funcionamiento, como la NOM-083-SERMARNAT-2003, y lo acrediten en su informe.

Cabe recordar que el pasado 29 de febrero, el Séptimo Juzgado de Distrito había emitido un fallo en favor de la asociación civil “Salvemos Nizuc”, quienes acusaron que la operación de la celda emergente tendría impactos directos sobre el medio ambiente, particularmente sobre los mantos acuíferos.

Lo anterior por una posible filtración de lixiviados al subsuelo que afectaría no sólo a la fauna y flora sino a una de las reservas de agua dulce de Quintana Roo, al ubicarse la parcela 175 y la celda emergente en una zona de recarga, en las llamadas Unidades de Gestión Ambiental (UGAs).

Dicho acuerdo se notificó al Ayuntamiento de Benito Juárez el pasado 5 de marzo y a través de Siresol se interpuso el recurso de queja el día 7, en la cual argumentaron, entre otros puntos, que la suspensión provisional vulnera al interés social y contraviene disposiciones de orden público ya que la medida cautelar deja sin sitio de disposición final de residuos sólidos al municipio.

Siresol expresa en su recurso que el Juez de Distrito suspendió también la prestación de un servicio público, lo cual contraviene el interés de la población, pues la paralización de la prestación del servicio concesionado genera incertidumbre en cuanto a cómo se la disposición de residuos se suministrará de manera satisfactoria, regular, continua y uniforme.

Además de que estas suspensiones generan un riesgo inminente de desequilibrio ecológico, daño o deterioro grave a los recursos naturales, casos de contaminación con repercusiones peligrosas al ecosistema y sus componentes e, inclusive, a la salud pública.

Finalmente, cabe aclarar que, si bien se concedió al Ayuntamiento y la empresa encargada de la celda emergente la posibilidad de seguir operando como destino final de los residuos del municipio, también se les exige verificar que la celda cumpla con todo el marco normativo y presentar sus informes, si bien no se establece una fecha límite para ello.