Sufren 31 colonias de Cancún mayor riesgo de inundación

157
  • En el Atlas de Riesgo de Cancún se identifican las zonas más vulnerables y que corren mayor peligro de inundación.
MARCO ANTONIO BARRERA

CANCÚN, Q. ROO.- En 31 colonias de Cancún se concentra el mayor peligro de inundación, de acuerdo al Atlas de Riesgo del Municipio Benito Juárez.

En esas zonas habitacionales existen 26 mil 816 viviendas correspondientes a las llamadas áreas geoestadísticas básicas urbanas (AGEB), conformadas generalmente por un conjunto de 1 a 50 manzanas, con un uso de suelo habitacional, comercial y de servicios.

El documento —actualizado a finales de 2022— forma parte de los que integran el registro municipal en línea de la plataforma del Atlas Nacional de Riesgos del gobierno de México.

Las posibles afectaciones económicas por inundación en las zonas con más riesgo se estiman en 62 mil 312.60 pesos por cada vivienda, aproximadamente.

Las zonas habitacionales del estudio ocupan un conjunto de manzanas perfectamente delimitadas por calles, avenidas, andadores o cualquier rasgo de fácil identificación del terreno.

En el capítulo VII “Riesgo/Exposición” por zona afectada para inundación y marea de tormenta se analizan únicamente aquellos sitios habitacionales en los que se han presentado espejos de agua mayores o iguales con profundidad de 20 centímetros, y con una permanencia de más de seis horas.

Por este mismo riesgo, se explica, los daños pueden ser significativos a viviendas, negocios y propiedades, ya que el agua puede ingresar a las estructuras y afectar el menaje de casa y los electrodomésticos.

Igualmente, en los negocios se podría afectar las estructuras, cimientos, paredes e instalaciones eléctricas de los inmuebles.

Las afectaciones que provocan las inundaciones se traducen también en pérdidas económicas al interrumpir el funcionamiento de empresas, lo que podría llevar a la pérdida de ingresos y empleos, además de mercancías y representar costos de reparación con daños muy elevados.

Igualmente, se reconocen riesgos para la salud, pues el agua acumulada puede contener bacterias, virus y otros contaminantes, que podría aumentar el riesgo de enfermedades.

Otras implicaciones es que se puede interrumpir el suministro de agua potable y el tratamiento de aguas residuales, lo que aumenta también el riesgo de enfermedades transmitidas por esa misma vía.

Al principio del mismo análisis se menciona que la mayor parte de los asentamientos urbanos presentan los llamados encharcamientos en Cancún, a excepción de cuatro zonas determinadas que por su ubicación padecen una mayor acumulación de agua y por más tiempo que el resto de la ciudad.

Estas zonas son “Corales”, “Rehoyada”, “Bahía Azul” y “Donceles”, cuya condición de riesgo se debe a que están muy cercanas al manglar y con un nivel cercano de cero metros de altitud sobre el nivel del mar.

El municipio de Benito Juárez es el tercero de los 11 que integran la entidad quintanarroense que tiene la menor superficie territorial con 930 kilómetros cuadrados, lo que representa el 2.10 por ciento del suelo del estado.

Paradójicamente, este mismo municipio tiene la mayor densidad de población de 979.40 habitantes por kilómetro cuadrado, y cuenta con la mayor cantidad de viviendas particulares habitadas que fueron reportadas de 287 mil 053, de acuerdo con el panorama sociodemográfico del estado de Quintana Roo de 2020.

En la entidad quintanarroense se tiene registro de 21 fenómenos hidrometeorológicos más significativos en los últimos 164 años, con corte hasta 2021, de los cuales cinco fueron depresiones tropicales, siete tormentas tropicales, un huracán categoría 1, cuatro de categoría 2, y uno categoría 3.

El municipio de Benito Juárez tiene la categoría de muy alta vulnerabilidad en cuanto a Servicios Urbanos, específicamente en drenaje pluvial y transporte colectivo, de acuerdo al Levantamiento de Características del Entorno Urbano de Inegi 2020.