Sufren Dodgers por las lesiones de sus estrellas

102
  • En una semana, Los Ángeles han perdido a Mookie Betts, Clayton Kershaw y Yoshinobu Yamamoto.
STAFF / LUCES DEL SIGLO

CANCÚN, Q. ROO.- Los Dodgers se acercan a la mitad de la temporada como líderes de la División Oeste, sin embargo, en el camino han sufrido las lesiones de varias figuras. A un mes del descanso por el Juego de Estrellas, los angelinos esperan recuperar algunos peloteros que serán claves para el cierre de la temporada.

Desde el 19 de mayo hasta la fecha, la novena angelina ha colocado a 14 jugadores diferentes en la lista de lesionados. Los primeros en caer fueron los pitchers Connor Brogdon y Emmet Sheehan, el primero comenzó su rehabiliación, por lo que podría volver a jugar en 60 días, mientras que el abridor se sometió a una cirugía en el codo derecho, aún sin fecha de regreso.

El ‘bullpen’ de los Dodgers sufrió más castigo con la baja de los relevistas Kyle Hurt, Brusdar Graterol, Ryan Brasier y el abridor Dustin May, todos con diagnósticos mayores de dos meses sin actividad. La semana pasada se unieron a las bajas el primera base River Ryan, el pitcher Bobby Miller y el tercera base Max Muncy.

Sin embargo, en los últimos cuatro días ocurrieron las lesiones más sensibles, los abridores Clayton Kershaw y Yosinhobu Yamamoto, además del veterano Joe Kelly, la jornada cerró con el lanzador Michael Grove, quien estará fuera 15 días y el parador en corto, Mookie Betts, quien estiman se pierda entre seis a ocho semanas.

“Estaré observando a los chicos y animándolos. Además de eso, tal vez aproveche para dencansar mentalmente y estar listo para ir cuando esté sano”, dijo Betts, quien fue golpeado por una bola rápida, que provocó la lesión.

Los Ángeles confían en Shohei Ohtani (20 cuadrangulares y 49 carreras impulsadas) para mantener al equipo a flote mientras sus compañeros se recuperan.

Te puede interesar: Renuevan Pacers a Pascal Siakam