Retienen a alcaldesa en Veracruz, tras muerte de comerciante

117
  • Un operativo de desalojo de ambulantes en la periferia de un mercado municipal en el municipio de San Andrés Tuxtla, derivó en la muerte de un comerciante.
STAFF / LUCES DEL SIGLO

VERACRUZ, VER.- Un operativo de desalojo de ambulantes en la periferia de un mercado municipal en el municipio de San Andrés Tuxtla, derivó en la muerte de un comerciante de carne que fue detenido entre los disturbios del enfrentamiento con los inspectores municipales. El hecho provocó la ira de los vendedores y transeúntes que se trasladaron al Palacio Municipal donde tuvieron sitiada a la alcaldesa María Elena Solana Calzada.

Después de unas 4 horas encerrada la presidenta municipal y su hijo fueron sacados del inmueble, ella disfrazada de elemento policiaco y él por otro lado, por lo que ambos fueron jaloneados en el traslado a los vehículos que los pondrían bajo resguardo, al tiempo que al ex esposo de la munícipe también fue golpeado.

De acuerdo con las versiones de las autoridades 9 elementos policiacos fueron puestos a disposición de la Fiscalía General en la zona y la misma alcaldesa fue llevada para dar su versión de los hechos, en la investigación por la muerte de Jorge Luis “N”, comerciante que perdió la vida aparentemente víctima de un paro cardiaco.

El martes pasado, decenas de locatarios del Mercado “5 de Febrero” arremetieron primero contra los funcionarios del municipio que pretendían desalojarlos para concluir con las obras de drenaje y pavimentación que han permanecido sin terminar por dos años, pero después contra la edil María Elena Solana y los elementos de la corporación policiaca que pretendían sacarla del Ayuntamiento disfrazada.

“¡Asesina!” le gritaron a la presidenta municipal morenista en varias ocasiones durante una manifestación en la plaza principal de esa ciudad, ubicada al sur del estado.

Los inconformes señalaron a la Policía Municipal como responsable de la muerte de un carnicero identificado como Jorge Luis Zapata Páez, quien afirmaron murió por los golpes recibidos en su traslado en una camioneta oficial.

Los hechos violentos se desataron debido a que el Ayuntamiento ordenó el retiro de los escombros que se encuentran en las inmediaciones del mercado, para lo cual tenían que retirar a los ambulantes en las calles aledañas como Manuel A. de la Cabada y Bernardo Peña, en la zona céntrica de San Andrés Tuxtla.

De acuerdo con las autoridades se llegó con maquinaria dispuesta a abrir las calles; sin embargo, los comerciantes alegaron que la obra respondía a un conflicto de interés que pretende la construcción de un nuevo mercado.

Los locatarios recordaron que existe un juicio de amparo vigente contra la remodelación de esa zona del mercado y arremetieron con los funcionarios del ayuntamiento y aparentemente el carnicero salió a grabar el inicio de los trabajos, lo que dio paso a los reclamos y empujones entre autoridades y comerciantes.

Al sitio llegaron decenas de policías municipales para disolver a los locatarios de las calles donde se pretendían llevar a cabo las obras, y tras los forcejeos, dos locatarios fueron detenidos, entre ellos, el carnicero, quien supuestamente murió entre jaloneos y golpes por parte de policías.

Aunque los efectivos municipales y la Munícipe fueron llevados a la Fiscalía para rendir su declaración sobre los hechos, los conatos de pobladores contra policías y hasta elementos de la Guardia Nacional continuaron en ese poblado.

Se indicó que el hijo de la edil también estuvo a punto de ser linchado por la turba.

Decenas de habitantes y locatarios permanecían en las calles de San Andrés armando barricadas y un campamento frente al Palacio Municipal.

Te puede interesar: Faltan reglamentos en Veracruz para aplicación de políticas ambientales