Espera Bisogno trasplante de hígado

95
  • El conductor de TV Daniel Bisogno confía en que el procedimiento terminará con sus problemas de salud.
JACQUELINE PONCE LEÓN / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Mientras Daniel Bisogno espera su turno en la lista de trasplantes de hígado, el conductor aprendió a valorar más su salud luego de haber estado 40 días en terapia intensiva, de los cuales 20 estuvo intubado.

“He aprendido a reírme de todo. En cuanto haya la refacción, por así decirlo, el órgano que sea coincidente conmigo, se hará rápidamente el procedimiento. Lo que me van a hacer es más sencillo que todo lo que pasé, es meramente curativo. La recuperación es mucho más rápida.

“Traigo toda la buena energía y confío plenamente en que todo saldrá bien. Cualquier cirugía siempre es un riesgo, en el trasplante de hígado todo está muy avanzando, porque así como lo quitan, lo cambian y punto. Después habrá que tener los cuidados necesarios y ya”, dijo Bisogno, en entrevista.

El conductor de televisión, quien padece de hígado graso, estuvo internado a principios de febrero en terapia intensiva debido a una infección que empezó en el estómago y después se extendió a los pulmones y al resto de su cuerpo.

Dicho padecimiento ocasionó que el conductor de TV estuviera en un estado crítico, fue sometido a una cirugía de pulmón y permaneció intubado 20 días.

“Lo pasado estuvo duro porque básicamente fueron 40 días en terapia intensiva, pero 20 estuve intubado y con una infección completa, pulmones y todo el cuerpo, precisamente todo empezó por el hígado. Después de librar esa batalla, espero que esto sea pan comido, así lo dicen los médicos.

“Tengo un equipo de médicos muy grande, tengo a la mejor hepatóloga que hay, de hecho, ahorita anda en Dinamarca dando un congreso sobre trasplantes que curiosamente en México son muy exitosos. El médico que me va a operar hace un promedio de tres trasplantes diarios. Estoy en las mejores manos”, confió Bisogno.

Te puede interesar: ‘Perfume de Gardenia’ niega competir con ‘Aventurera’