Autos chinos…¿Denostados o admirados?

179
José Luis Carrillo

Sin duda que vivimos tiempos diferentes en cualquier modalidad del quehacer humano y el reto es adecuarnos a ellos.

Charles Darwin sostenía que la especie que tiene más posibilidad de sobrevivir en la Tierra, no es la más fuerte, sino aquella que tenga mayor capacidad de adaptación al cambio.

En México, y América del Norte en general, tenemos muchas décadas de utilizar vehículos asiáticos, por lo que marcas como Nissan, Honda, Kia, Hyundai y varias, nos resultan familiares.

Sin embargo, tenemos pocos años que la presencia de nuevas agencias automotrices ofertando vehículos asiáticos, aparecen un día sí y otro también.

Solamente que ahora NO se trata de marcas japonesas o coreanas; sino de chinas.

Y a manera de ejemplo del avance sostenido de las armadoras chinas: no solamente basta ver las tremendas garantías que algunas marcas como las del Grupo Chirey que ofrecen, ¡10 años o un millón de kilómetros!

Eso sin soslayar los precios competitivos respecto a sus “pares” americanos y europeos.

Otra más:

Sabía usted que las Journey, de (Dodge) Stellantis; Captiva de General Motors y Territory, de Ford, ¿están hechas en China?

¿No me cree?

Basta con que acuda a cualquier distribuidor de estas marcas y revise el VIN de estos vehículos.

Además, en estos momentos en Europa y América se realizan dos Campeonatos de Fútbol de talla mundial; la Eurocopa en Alemania, y la Copa América, en Estados Unidos ¿y saben qué? ¡El patrocinador principal en ambos eventos es la marca China BYD (Build your Dreams)!

Empresa parte de Chirey enfocada en vehículos de nuevas energías, es decir, vehículos híbridos y eléctricos que compiten abiertamente con marcas japonesas como Toyota, y americanas como Tesla; solamente que a precios sumamente menores.

Interesante que una marca que NO se vende todavía en Estados Unidos, y tampoco en varios países de Europa, se anuncie en eventos deportivos enfocados en las nuevas generaciones de seres humanos.

Es más, es cuestión de días para que BYD confirme la ubicación de su armadora en México, que generará más de diez mil empleos y solamente falta definir si es Jalisco o Querétaro el estado mexicano que será beneficiado.

Existen otras marcas chinas sumamente confiables y altamente competitivas como Gelly, GWM, JAC, GAC, MG, que están por empatar en ventas a las armadoras tradicionales en México.

¿Qué no son seguros? Seguramente por eso ya se venden en Europa.

Lo que es relativamente nuevo para México, no lo es tanto para naciones sudamericanas, como Argentina, Perú, Chile o Uruguay, en donde estas marcas tienen muchos años posicionadas y son líderes de venta en varios segmentos del mercado automotriz.

El mundo ha cambiado y el automotriz más.

¿Porqué NO cambiar nosotros?

Te puede interesar: Alberto…¿“Salvador” de Samuel?