Priorizan seguridad en sucesión militar

123
Priorizan seguridad en sucesión militar
  • El perfil de los próximos titulares de la Defensa Nacional (Sedena) y de la Marina (Semar) debe incluir experiencia en seguridad pública para ayudar a pacificar al país.
BENITO JIMÉNEZ / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- El perfil de los próximos titulares de la Defensa Nacional (Sedena) y de la Marina (Semar) debe incluir experiencia en seguridad pública para ayudar a pacificar al país, opinaron generales retirados y expertos.

Además, deben haber pasado por el manejo de tropa, tener principios y garantizar que no se sometan a las directrices de Estados Unidos en el blindaje de la frontera con medidas antimigratorias y contra las drogas, agregaron en diversas entrevistas.

“Que tengan un amplio conocimiento de la realidad que se vive en distintas partes del país en términos de seguridad pública”, señaló Javier Oliva, académico del Colegio de Defensa.

“Otra variable es que a lo largo de este sexenio hayan estado atentos a las decisiones del presidente (Andrés Manuel López Obrador) sobre las tareas que les asignó, que no necesariamente les correspondía (como las obras prioritarias para la 4T”, agregó.

Adelantó que el pase automático de los militares con mayor antigüedad a la titularidad de la Sedena o la Marina ya no necesariamente aplica en la actualidad.

Recordó que la actual administración sí aplicó esa tradición en la Armada de México al designar al Almirante Rafael Ojeda Durán, el más “viejo” de la dependencia, pero que no fue así para el caso del General Luis Crescencio Sandoval, quien no figuraba en la plana mayor, sino que provenía de una comandancia de una Región Militar.

“La incorporación de la Guardia Nacional a la Sedena va a ser un elemento importante en la seguridad pública, por eso el nuevo mando no sólo debe pensar en un tema de Defensa Nacional sino tener esta nueva visión de campo, de la seguridad pública”, acotó Oliva, experto en temas castrenses.

“Una sucesión en las fuerzas armadas debería de darse en la forma clásica: con el militar más antiguo, que normalmente coincide con el más experimentado, sobre todo en el manejo del personal, de la tropa y de la cuestión política, eso sería lo correcto”, consideró por su parte el General de División retirado, Carmelo Terán.

“Pero desde que el narcotráfico penetró a las Fuerzas Armadas, en los viejos militares acostumbrados a la buena vida, todo esto de los cambios naturales cambió y ahora optan por Generales más jóvenes, de reciente ascenso”, lamentó el experto en inteligencia militar.

Para Terán, el idóneo es el General Gabriel García Rincón, actual subsecretario de la Sedena y “el más antiguo”.

Para el General de Brigada retirado Paulino Jiménez, los nuevos altos mandos deben ser leales al país y no a la política.

“Hay mandos que por ser secretarios se hacen los chistosos, porque es un juego (político) y cambian las relaciones que tenemos como Generales o Almirantes, y queremos entrar al juego político con eso, quedando bien”, opinó el excomandante de brigadas.

Jiménez dijo que existen cinco mandos de tres estrellas en la línea sucesoria: García Rincón; Jaime González Ávalos, actual Inspector y Contralor; Ricardo Trevilla, Jefe del Estado Mayor Conjunto; y el Presidente del Supremo Tribunal Militar, Arturo Trinidad.

Te puede interesar: Revira AMLO al WSJ por Sheinbaum