Fue clave la prevención con el huracán

127
  • La prevención coordinada entre el gobierno estatal y Protección Civil nacional fue clave para tener saldo blanco con el huracán ‘Beryl’.
MARCO ANTONIO BARRERA

CANCÚN, Q. ROO.- El gigante turístico de Quintana Roo demostró una renovada capacidad de prevención y de resiliencia que dio frutos para lograr un saldo blanco ante el huracán “Beryl”.

En menos de 24 horas que azotó a la entidad el huracán categoría 2 en la escala Saffir-Simpson, se constató el éxito de las acciones implementadas con antelación para salvaguardar la integridad de los quintanarroenses y los turistas.

Igualmente, una capacidad organizada de respuesta se puso en marcha para el restablecimiento de servicios, en la que se sobresalió la participación espontánea de la población en acciones de limpieza.

A todo lo anterior se sumó el regreso de habitantes a las comunidades catalogadas de riesgo y la reactivación de la actividad turística y comercial en los principales destinos.

Entre las autoridades se reconoció el liderazgo de la gobernadora Mara Lezama y de la coordinadora nacional de Protección Civil, Laura Velázquez, así como la prevención conjunta que se aplicó al menos 15 días antes del huracán.

Hubo desplazamiento de personal de dependencias federales, vehículos, herramientas y alimentos, y un trabajo coordinado entre el estado y los municipios.

Lo más destacado fueron las acciones preventivas, de preparación, auxilio y de recuperación implementadas para regresar a la normalidad.

Al cierre de la sesión extraordinaria del Comité Nacional de Protección Civil y de los Centros de Mando (Cancún, Tulum y Chetumal) se dio un saldo blanco sin afectaciones mayores.

En Quintana Roo hubo 58 albergues, de un total de 120 instalados, con seguridad y atención a 2 mil 352 personas desalojadas de las zonas de mayor riesgo.

Las familias desalojadas retornaron a sus comunidades, especialmente en Punta Allen, el poblado Rojo Gómez y en otras poblaciones de los municipios de Tulum,  Felipe Carrillo Puerto y la isla Holbox.

En el balance se supo que el impacto mayor fue la interrupción del suministro de energía eléctrica que afectó a 185 mil usuarios (de una base total de 894 mil en la entidad), que representó alrededor del 20 por ciento.

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) informó el colapso de cinco circuitos al igual que cables e instalaciones públicas que se volvieron a conectar, transformadores y sustitución de líneas de alimentación en centros de carga, lo que interrumpió la luz en Tulum, Playa del Carmen y Felipe Carrillo Puerto, principalmente.

El nivel de restablecimiento de la infraestructura fue de casi 70 por ciento en las horas inmediatas, que se adelantó quedaría subsanada ayer.

La Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes descartó daños en los aeropuertos internacionales de Cancún, Tulum y Chetumal.

La Secretaría de la Defensa Nacional aseguró que sólo hubo interrupciones en los servicios básicos, cancelación de vuelos comerciales, caída de árboles y postes, y cortes viales por obstrucciones, pero sin personas afectadas ni vehículos dañados.

Un hecho mencionado fue un deslave en el kilómetro 11 de la carretera Punta Allen-Tulum, pero que fue atendido con la participación del personal militar.

La Secretaría de Marina resaltó más 200 acciones de concientización en toda la costa de Quintana Roo (de Río Hondo a Holbox), con 26 perifoneos, patrullajes desde embarcaciones y sobrevuelos para constatar su cumplimiento.

Igualmente, patrullaje de vigilancia en más de 190 kilómetros terrestres y la limpieza de 18 vías de comunicación, y el auxilio temprano de la remoción de escombros y basura de más de 10 toneladas.

En el caso del Tren Maya se aseguró que tampoco hubo daños significativos en una evaluación preliminar en la infraestructura de la vía férrea y estaciones en los 901 kilómetros de vía entre Playa del Carmen, Quintana Roo, y Palenque en Chiapas.

La Comisión Nacional del Agua descartó daños a la infraestructura de los sistemas de agua potable y que participó en el desalojo de inundaciones en Holbox.

Al cierre de los mismos Comités, pero del ámbito municipal, se conoció que en Benito Juárez hubo vialidades libres y sin encharcamientos, y espacios públicos en buen estado, y en los 19 refugios hubo 257 personas, 26 perros, cuatro gatos y un pato.

En Tulum, el restablecimiento de la energía eléctrica iba al 93.7 por ciento, se instaló una caravana de servicios médicos en la explanada municipal, y los empleados municipales se sumaron a las jornadas de limpieza.

En Cozumel el balance fue que se recibieron 92 llamados al número de emergencia 911, el 40 por ciento de la ínsula quedó sin luz cuyo servicio se restableció al 95 por ciento al día siguiente, y hubo 54 habitantes locales y 128 visitantes en refugios.

Igualmente, se contaron 62 árboles caídos, se rescató a una familia y cuatro fugas de gas, mientras que los cruceros turísticos, de pasajeros y de carga, se restablecieron también desde las 08:00 horas el sábado.

En Othón P. Blanco se descartaron afectaciones en la Costa Maya (de Mahahual a Xcalak), que continuaba el retiro de basura y material vegetal, y las familias en refugios regresaron a sus viviendas.

En Solidaridad se retiraron 105 árboles, 30 postes de luz, 343 luminarias, una cámara de videovigilancia y cinco estructuras, una decena de líneas de luz expuestas y más de un centenar de ramas de árboles que cayeron por el viento.

Para la limpieza de calles y playas en la zona turística se dispusieron 50 cuadrillas, y para colonias y camellones se activaron las 64 rutas para retirar árboles, ramas y residuos vegetales que seguirán laborando esta semana.