Tienen éxito los conciertos en el cine

112
Tienen éxito los conciertos en el cine
  • Desde la llegada de los documentales o conciertos musicales la realidad es otra en las salas de cine.
JUAN CARLOS GARCÍA / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Luces apagadas, celulares en silencio y atención por completo a la gran pantalla era la etiqueta obligada en las salas de cine para ver un filme, pero desde la llegada de los documentales o conciertos musicales la realidad es otra.

Transmisiones en directo, gritos, cantos y bailes son la constante actual con proyecciones como BTS Yet To Come (2022), que fue de los primeros en generar interés masivo y ganancias de alto rango para creadores, productores y exhibidores en México, y Taylor Swift: The Eras Tour (2023), fenómeno que reafirmó que la música también es negocio para el cine y una forma distinta de aproximarse a los fans. Un buen negocio para diversificar la industria fílmica rentable para creadores y exhibidores.

“Esta moda inició con el K-Pop y se reforzó con Taylor Swift, y vienen más”, advierte Marco Damián García, subdirector de Contenido Alternativo de Cinépolis.

“Ha sido fascinante para nosotros que ahora en redes sociales nos piden constantemente que traigamos cierto tipo de material. Es otra parte de un negocio que conocemos como el concierto tradicional”, agregó.

El “army” (como se conoce a los fans de la banda surcoreana) reunió a 400 mil asistentes en seis días en todo México; 600 mil “swifties” llenaron salas de todo el País en tres fines de semana de proyección, según datos de Cinépolis.

Debido a este incremento de espectadores por este tipo de contenido hay cada vez más ofertas y se avecinan más títulos: Ghost: Rite Here, Right Now La Experiencia, de la banda de rock sueca, se estrena este jueves en el País; Born Pink World Tour, de BLACKPINK, llega el 31 de julio; y Blur: To the End, está programado para el 19 de julio.

“Ya se abrieron muchísimas conversaciones, hay muchos proyectos que se están hablando de manera importante, y lo que quieren hacer es escoger un concierto para que (el artista) lo dé y luego llevarlo a cines.

“Sellos discográficos, productores, la industria del cine, están pensando en crear contenidos. Es un negocio porque dan el concierto y lo graban”, destacó Marco Damián García,  subdirector de Contenido Alternativo de Cinépolis.

Mientras las exhibidoras en salas de cine compiten con el streaming para obtener los derechos de difusión, la gran pantalla representa una experiencia atractiva para los fans porque es una manera distinta de acercarse a su artista.

“El que no alcanza boleto para ver a Taylor Swift, lo tiene como opción. Hay que pensar en artistas que requieren de que se compre vuelo, hotel, boleto. Hay entradas que son de costo muy alto.

“Incluso hay ciudades a donde no van las estrellas, como en Centroamérica, y la sala de cine, con un gran audio, pantalla más grande que en su casa, es la mejor opción. El boleto de un concierto, si bien no es en vivo, ofrece una conexión con el artista y es más económico”, destacó García.

Aunque predominan estrellas angloparlantes o de impacto internacional, se está abriendo el camino para que estrellas de habla hispana se sumen a este tipo de materiales. 

A principios de año llegó Sabino: En el Palacio de los Deportes, que lleva recaudados 2.8 millones de pesos, y Ángela Aguilar hizo un mediometraje llamado Bolero que presentó en cines, pero por ahora no hay cifras oficiales.

MÉXICO, EN EL TOP 5

Cinépolis reportó que México se encuentra en las cinco primeras posiciones de consumo de entretenimiento audiovisual musical, compite con mercados de Reino Unido, Australia, Corea del Sur o Japón, siendo Estados Unidos la punta de lanza.

SUGA: Agust D Tour D-Day the Movie (2023), del integrante de BTS, tuvo en México a su mayor número de audiencia.

“Existe la euforia, y se ve en la Fórmula 1, la NFL al Estadio Azteca, vamos a ser sedes de un Mundial (de futbol). Con esos fenómenos reafirmamos que la gente es fanática y los conciertos son lo mismo”, comentó Marco Damián García.

Te puede interesar: Queda tras elección una Francia dividida