Amplio operativo contra el dengue

91
  • La Secretaría de Salud estatal redobla esfuerzos para combatir el dengue.
STAFF / LUCES DEL SIGLO

CHETUMAL, Q. ROO.- Personal de Vectores de la Secretaría de Salud (Sesa) de Quintana Roo ha nebulizado aproximadamente 128 mil 765 hectáreas con máquinas pesadas ULV instaladas en camionetas, máquinas térmicas, motomochilas y bombas con aspersor para evitar la proliferación de moscos transmisores del dengue.

El secretario de Salud, Flavio Carlos Rosado, destacó que todos los días se despliega un amplio operativo en la lucha contra el dengue en el que participan aproximadamente 385 trabajadores adscritos al Departamento de Enfermedades Transmitidas por Vector y Zoonosis.

Destacó la suma de esfuerzos que encabeza la gobernadora Mara Lezama Espinosa para garantizar los recursos necesarios en la lucha contra el dengue, lo que ha permitido también fortalecer la vigilancia epidemiológica, “como se establece en el Nuevo Acuerdo por el Bienestar y Desarrollo de Quintana Roo”.

Como parte de estas actividades integrales, indicó que para el control larvario a la semana epidemiológica 26, se han visitado 374 mil 351 viviendas y eliminado 672.72 toneladas de objetos intradomiciliarios inservibles que representaban potenciales criaderos de moscos.

Derivado de todas las acciones contra el dengue, del sector salud, de los municipios y la población, Quintana Roo actualmente ocupa el décimo lugar a nivel nacional de casos confirmados de dengue, y la mortalidad se ha visto disminuida desde la semana epidemiológica número 10 (la última defunción registrada en el año fue en el mes de marzo).

En esta temporada de lluvias, las acumulaciones de agua en cualquier recipiente favorecen la multiplicación del mosco vector del dengue, por lo que para reducir el riesgo de transmisión es esencial la participación de la población en la eliminación de los criaderos (lugares en donde se reproduce el vector) dentro de sus viviendas.

Pidió a la población limpiar patios y azoteas para recolectar todos los recipientes inservibles (cacharros) que pueden contener agua, como botellas de plástico o de vidrio, bolsas, llantas, vasijas, bandejas, entre otros, y depositarlos en una bolsa para que se los lleve el camión de la basura.

Igualmente es necesario tapar todo recipiente en el que se almacene agua para uso doméstico, como piletas, tambos, cisternas, tinacos; voltear cubetas, tinas y otros recipientes en desuso en los que se pueda acumular agua; lavar con agua y jabón, y cepillar floreros y bebederos de las mascotas, al menos dos veces a la semana, antes de cambiar el agua.