Protestan profesores por venta de libros

118
  • Profesores del Colegio de Bachilleres se oponen a la venta de libros que dispuso la Dirección General.
OMAR ROMERO

CANCÚN, Q. ROO.- Docentes sindicalizados del Colegio de Bachilleres plantel I, externaron su inconformidad por la venta de libros que la Dirección General planea realizar, pues no fueron tomados en cuenta los maestros, además de que no va de acuerdo con el esquema de trabajo que realizan los profesores.

La mañana del miércoles, un grupo de docentes sindicalizados colocaron una lona al exterior del plantel I, donde lamentaron la postura que ha tomado la Dirección General de vender libros en todos los campus de Quintana Roo, cuyo costo por ejemplar es de 200 a 300 pesos aproximadamente.

Benita Moreno Cárdenas, secretaria general de la Delegación Sindical C104 de este inmueble, precisó que no están a favor de esta circunstancia, pues además de no respetar la planeación que cada docente realiza, en ningún momento se les consultó sobre si el contenido de los libros es el adecuado.

“Una bibliografía que ellos están poniendo y que se pretende vender a los padres de familia, esa bibliografía nunca fue consultada en las academias. Tuvimos una semana de cursos, tuvimos una semana de trabajo académico y en ningún momento nos dijeron que se iba a sugerir una bibliografía determinada”.

Explicó que los docentes estuvieron trabajando en sus planeaciones para el siguiente ciclo escolar con la bibliografía que se analizó en la academia, pero dos días antes de concluir con las clases, fueron informados de que se vendrán nuevos libros, pese a que anteriormente la Dirección General prohibió a los profesores pedir libros a los alumnos.

La profesora manifestó que cada padre de familia deberá de pagar más de mil pesos por el paquete, incluso el libro de inglés que están proponiendo no va de acuerdo con la certificación que los estudiantes obtienen en esta materia.

Sin embargo, insistió que esta situación es complicada, porque no todos los maestros utilizan libros, aunado al gasto que deben hacer los padres de familia no sólo de este plantel, sino del resto de campus que existen en la entidad.

“A nosotros no nos dijeron ningún argumento, ninguna opinión. Simplemente una imposición y estamos en contra, no es justo, estamos enojados, no hay un respeto al trabajo que realizamos, que se maneje la bibliografía de manera unilateral”.

En el plantel I del Colegio de Bachilleres hay 43 docentes sindicalizados, otros más que no forman parte de la agrupación pero que tienen un contrato y existe una matrícula de más de 2 mil 200 turnos en ambos turnos.

La representante agregó que estarán a la espera de lo que el sindicato determine respecto a las acciones que llevarán a cabo en caso de no recibir alguna respuesta.