Agravan incendios la polución

439
Agravan incendios la polución
  • Después de la pandemia, los incendios forestales aumentaron, de acuerdo con investigadores del Instituto de Ciencias de la Atmósfera de la UNAM.
IVÁN SOSA / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Después de la pandemia, los incendios forestales aumentaron, de acuerdo con investigadores del Instituto de Ciencias de la Atmósfera de la UNAM, estos son una fuente adicional que agrava la contaminación del aire en el Valle de México.

“A este ozono que se forma todos los días por la actividad urbana dentro de la Ciudad, se está sumando el ozono que acarrean estas plumas de contaminantes”, planteó el experto Ricardo Torres.

El humo está formado por partículas, percibido como olor en la Ciudad; su desplazamiento con el viento es monitoreado por el Centro de Huracanes de Estados Unidos.

“Ayer en la tarde había un olor característico de quema de este material orgánico y el problema está en que son compuestos muy específicos de la mala combustión de biomasa y desafortunadamente para personas sensibles es una incomodidad respirar esto”, explicó Torres.

Desde el 24 de marzo incrementaron los focos de calor detectados por satélite en el País, concentrados en el centro y sur, explicó la especialista Blanca Ríos.

“Las emisiones de incendios tienen compuestos que son una amenaza para la salud, porque incluyen una gama de gases químicamente activos, por ejemplo monóxido de carbono, hidrocarburos no metálicos y óxidos de nitrógeno”, detalló.

Estos compuestos son desplazados al Valle de México y algunos son precursores para formar más contaminación por ozono, que además es un gas con efecto invernadero, añadió Ríos.

“La quema de biomasa también libera partículas atmosféricas, que tienen un efecto en el clima”, puntualizó la especialista.

“En promedio se emiten 75 mil 436 gigagramos de bióxido de carbono, equivalente a 26 centrales eléctricas funcionando por un año”.

El investigador Víctor Almanza expuso que con imágenes satelitales, la Agencia Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos identificó cómo las plumas de humo de los incendios se extienden a diario por el Valle de México y hacia los océanos.

“Vemos una contribución importante en el centro de México el 29 de marzo, día de la contingencia”, anotó Almanza.

En tanto, el calor se ha acentuado por los fenómenos climáticos de La Niña y El Niño, que aumentan la irradiación solar formadora de ozono y reducen los vientos para dispersar los contaminantes, en tanto acarrean las partículas, explicó el investigador Alejandro Jaramillo.

Te puede interesar: Proyectan dos obras simultáneas en el Metro