Silvio Rodríguez abarrota Zócalo CDMX

1146
  • Tras ocho años de espera, Silvio Rodríguez regresó a la CDMX para complacer a todos sus fanáticos.
STAFF / AGENCIA REFORMA

CANCÚN, Q. ROO.- Fueron ocho años los que debió esperar Silvio Rodríguez para regresar a la Ciudad de México a reencontrarse con sus admiradores en el Zócalo.

El reencuentro llegó como parte de su gira, titulada acertadamente “La Espera Terminó”, misma que presentó con dos fechas en el Auditorio Nacional, pero el concierto de este viernes se vislumbraba diferente, pues es bien sabido que el cantautor, activista y poeta se asume como hombre de masas.

Primero, el cubano logró que desde la madrugada hiciera fila parte del público. Horas antes del recital ya se veía gente de todas las edades. Los seguidores acudieron solos, en pareja y hasta en familia para gozar la música y el mensaje revolucionario que ha construido y defendido en sus más de 50 años de trayectoria.

“Hoy coincide con una fecha importante esta denuncia contra los desmanes. Sepan que estamos completamente de acuerdo y sensibilizados con esas manifestaciones”, expresó durante el encuentro, en alusión a la conmemoración de la matanza estudiantil de 1971, conocida como “Halconazo”.

Después de que la cantante Vivir Quintana amenizará el anochecer, fue el turno de Silvio, quien a las 21:00 horas apareció acompañado de sus músicos, con boina y una sonrisa.

Nada podía arruinar ese momento, ni la lluvia, que se soltó apenas el cubano pisó la tarima, ni las pequeñas fallas técnicas que la misma pudo provocar.

“Disculpen estas cositas, son cosas de la lluvia”, expresó, risueño.

Los ánimos del artista, de 75 años, fueron distintos a los del pasado lunes en el recinto de Reforma: se le notaba la felicidad y comodidad de estar frente al pueblo mexicano.

“¡Gracias, Silvio!”, gritó un fan entre canciones.

“Gracias a ustedes, que me dedican un pedazo de tiempo para atenderlos”, respondió, sonriente.

Canciones como “Tonada Para Dos Poemas de Rubén Martínez Villena”, “Casiopea”, “América”, “Viene la Cosa” y “Sueño con Serpientes” sonaron precedidas de anécdotas del músico, desde memorias de su juventud, cuando escribió uno de sus temas inspirado en la chica más bonita y codiciada de su barrio, hasta su primer encuentro con la política, cuando el barbero de la zona prohibió hablar de “la cosa”, para evitar peleas.

Pero fueron las populares “Te Amaré”, “Óleo de Mujer con Sombrero”, “La Maza”, “Mi Unicornio Azul” y “Quién Fuera” las que despertaron ovaciones inmediatas entre la audiencia, provocando incluso el llanto en algunos asistentes.

“El otro día dije en el teatro (Auditorio) que esta canción se la dediqué a Fidel (Castro), y ese día a Andrés Manuel (López Obrador). Hoy se la vuelvo a dedicar a él y a todos los mexicanos, para que sepan que es posible un futuro mejor”, dijo sobre “El Necio”.

La lluvia ya había cesado, pero las emociones aumentaron tema a tema con los 100 mil asistentes, cifra confirmada por la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, quienes se entregaron en todo momento a los acordes del músico y su conjunto.