Alertan sobre fallas en rastreo de armas

310
armas
  • El deficiente intercambio de información entre agencias gubernamentales de México y EU ha impedido hacer más eficiente el combate al tráfico de armas.
VÍCTOR OSORIO / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- El deficiente intercambio de información entre agencias gubernamentales de México y Estados Unidos ha impedido hacer más eficiente el combate al tráfico de armas entre ambos países, advierte un reporte de la Oficina de Contabilidad Gubernamental (GAO, por sus siglas en inglés).

La oficina, del Congreso de EU, indica que el rastreo del origen de las armas se ve entorpecido por el embudo que implica el que solo la Fiscalía General de la República (FGR) puede presentar solicitudes a las autoridades estadounidenses, la falta de confiabilidad de los datos obtenidos de fabricantes y vendedores por estas últimas y la insuficiente coordinación en sus investigaciones.

La Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, por sus siglas en inglés), rastreó el origen de 79 mil 977 armas aseguradas en México entre 2014 y 2018.

En el 70 por ciento de los casos determinó que tenían origen en EU, por fabricación o importación. Sin embargo, para alrededor de 29 mil no pudo identificar el comprador original por la falta de confiabilidad de los datos obtenidos.

Por lo demás, advierte la GAO, sólo atendió solicitudes de rastreo realizadas por la FGR, la única dependencia autorizada para utilizar el sistema electrónico eTrace para reportar armas aseguradas, lo que dejó fuera de las indagatorias miles de armas recuperadas por otras instancias federales y estatales.

De acuerdo con oficiales estadounidenses y mexicanos, indica, algunas instancias, como el Ejército, simplemente no reportan el aseguramiento de armas a la FGR o, en el caso de las fiscalías estatales, lo hacen hasta que concluyen las indagatorias.

Adicionalmente, señala, aunque la ATF ha identificado algunos patrones en el tráfico de armas hacia México, ha desperdiciado la oportunidad de ampliar su perspectiva.

“El análisis de los datos sobre las armas de fuego incautadas en EU ayudaría a la agencia a comprender mejor cómo las armas de origen estadounidense se desvían ilícitamente hacia México”, apunta.

En tanto, refiere, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) ha identificado tendencias de tráfico mediante el análisis de datos de mil 12 armas de fuego confiscadas en EU por las agencias del Departamento de Seguridad Interior (DHS), pero no ha analizado los datos de la ATF.

“Los datos y análisis adicionales podrían aumentar los esfuerzos de EU para comprender las fuentes de armas de fuego y las rutas de tráfico”, remarca la GAO.

Las agencias estadounidenses, destaca, han incrementado sus esfuerzos para frenar el tráfico de armas de fuego hacia México.
En abril de 2020, detalla, la ATF puso en marcha la Operación Southbound para coordinar acciones con otras agencias y lleva a cabo diversas investigaciones relativas a México.

Durante el año fiscal 2020, el ICE y la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) implementaron una operación conjunta contra el tráfico de armas.

En los años fiscales de 2014 a 2019, destaca la CBP incautó un promedio anual de 115 armas en la frontera, y durante los primeros 10 meses del año fiscal 2020, aumentó las inspecciones e incautó 321.

“No obstante, ninguna de las agencias ha desarrollado plenamente medidas de desempeño para sus esfuerzos para interrumpir el tráfico de armas de fuego a México y, por lo tanto, tienen capacidades limitadas para evaluar su progreso”, señala.

“Establecer medidas de desempeño, incluidos objetivos, indicadores, metas y marcos de tiempo, aumentaría su capacidad para optimizar el uso de recursos del gobierno de EU para abordar esta amenaza a la seguridad nacional”.

Te puede interesar: Exigen ‘cuota’ a los paisanos