Pega a Gobernador de Banxico; pide tranquilidad ante relevo

261
Banxico
  • AMLO volvió a lanzar señalamientos contra Díaz de León; dijo que relevo en Banxico no será gran viraje en materia económica.
CLAUDIA GUERRERO / AGENCIA REFORMA


CIUDAD DE MÉXICO.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador volvió a lanzar acusaciones contra el Gobernador del Banxico, Alejandro Díaz de León, reiteró que tendrá que dejar el cargo en diciembre próximo y que, su sucesor, tendrá un perfil que no implicará un gran viraje en materia de política macroeconómica.

“Ya concluye el periodo del Gobernador y se tiene que llevar a cabo el cambio, no puede seguir él, Independientemente de la cuestión legal, necesitamos la renovación”, señaló en conferencia matutina.

“Y vamos a proponer a un buen economista, con experiencia en el manejo de la economía, de las finanzas y una gente seria, responsable, que va a saber conducir el Banco de México para que se mantenga la estabilidad macroeconómica. No va a ser un gran viraje para que todo mundo esté tranquilo”.

El Mandatario había señalado a Alejandro Díaz de León de estar relacionado con la entrega de créditos desde Nacional Financiera y Bancomext para la planta Fertinal, por lo que este lunes insistió en que avaló una operación que sirvió para la compra de plantas a precios “elevadísimos”. 

“El que está ahora de Gobernador del Banco de México fue el que aprobó el crédito para la planta de fertilizantes, en 2015, unas plantas de fertilizantes que se adquirieron a precios elevadísimos, tenemos por esa operación una deuda de mil millones de dólares”, afirmó.

“Entonces, si fuesen buenos técnicos, no hubiesen llevado a cabo estas operaciones, a ver, ¿cómo se justifica eso? Escuché que él estaba trabajando en Hacienda y luego lo mandan a Nacional Financiera y estaba llegando y ya habían hecho la operación, no sé si estaba Videgaray en Hacienda o Meade, es del mismo equipo, del mismo grupo”.

Indicó que si Díaz de León fuera un técnico honesto hubiera rechazado aprobar ese contrato, por ser una operación contraria al interés público.

“Si se tratara de un técnico bueno, honesto, hubiese revisado la compra o el contrato de compraventa y se hubiese dado cuenta de que era un contrato contrario al interés público, que era una mala operación y no hubiese firmado, no hubiese aceptado. Un buen servidor público es aquel que dice ‘no, eso no está bien'”.

Te puede interesar: Desairan créditos de Banco del Bienestar