Diana Bracho, actriz de actualidad

644
Diana Bracho
STAFF / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Inquieta, curiosa, inteligente y culta es como podría definirse a Diana Bracho, una actriz que, a sus 76 años, sigue ansiosa de aprender cosas nuevas y siempre mantenerse informada.

El saber lo que sucede día con día le ayuda a la hora de estructurar sus personajes, dijo.

“Todos los días aprendo algo, soy una persona que nunca me estaciono. Siempre, durante toda mi vida, busco, trato de encontrar, intento estar al día, informada de muchas cosas, no nada más actuación, sino de historia, política, de arte, ciencia, de lo que sucede en el mundo.

“Un actor si no está informado, no tiene qué transmitir. ¿Qué puede transmitir un actor que está vacío o que no tiene nada qué decir? Sólo una cara bonita o un cuerpo perfecto. Los actores nos tenemos que alimentar todos los días, no importa la edad que tengamos”, afirmó Bracho en entrevista.

Un ejemplo de su constante actualización es ¿Qué le Pasa a mi Familia?, telenovela en donde da vida a Luz Rueda y que llega a su fin hoy a las 20:30 horas por Las Estrellas.

Para la protagonista, el haber sido parte de dicho proyecto fue una increíble experiencia.

Sobre todo, agradece que Juan Osorio, productor del melodrama, la haya contemplado para llevar el mayor peso de la historia.

“Se marginan mucho a las actrices mayores; desgraciadamente, no hay personajes padres para ese rango de edad. Juan fue mi angelito de la guarda de regalarme este maravilloso personaje y entregué lo mejor de mí también.

“Juan rompe con todos los estereotipos; en la historia tratamos muchos temas como la maternidad, el abandono, el maltrato o que una mujer de la tercera edad se enamore y rompa el tabú de que los mayores no pueden amar ni tener sexualidad”, aseguró.

Bracho comparte muchas cosas con Luz: su manera de pensar, libre de tapujos, la hizo adaptarse bien al personaje, contó.

Por otro lado, la actriz de Cuna de Lobos y Cadenas de Amargura explicó que ahora se enfocará en sus nuevos proyectos fílmicos, mismos que verán la luz el próximo año, al igual que una obra de teatro en la que trabaja y de la cual no quiso revelar detalles.

Recalcó no tenerle miedo al paso del tiempo, pues, al contrario, cada arruga la recibe con satisfacción.

“No tengo ningún problema con mi edad, la he aceptado como soy, no me he hecho cirugías en la cara ni me las pienso hacer. “Voy creciendo día a día con lo que me va tocando, adecuado a mi generación”, sostuvo.

Te puede interesar: Filman en México ‘God is a Bullet’