Dolorosos recuerdos a 20 años del 11/S

435
Dolorosos recuerdos a 20 años del 11/S
  • Familiares de víctimas cuentan cómo vivieron los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos y lo que han hecho desde entonces para ayudar a los afectados.
EMILIA MARTÍNEZ / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Familiares de víctimas y un periodista cuentan cómo vivieron los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos y lo que han hecho desde entonces para ayudar a los afectados, y lograr que ese día nunca se olvide. Para ellos, han sido 20 años de dolor, lucha y esperanza.

‘NO CREO QUE HAYA SANACIÓN’

Mónica Iken resume el aniversario de la pesadilla con una frase modesta: “Para mí septiembre es un poco difícil”.

Para ella, no es sólo el mes de los atentados. Su esposo, Michael, cumplía años el 8 de septiembre y lo conoció justo un día 11, pero de 1999.

Dos años después, y cuando llevaban un mes casados, la llamó desde el piso 84 del World Trade Center de Nueva York para avisarle que veía humo salir de la torre contigua.

“Fui muy afortunada de poder hablar con él dos veces. Primero me dijo que él estaba calmado y que todo estaba bien”, comenta. El tono de su esposo cambió justo antes de colgar. “La gente está saltando”, le dijo. “Tengo que irme”.

Días después de la tragedia, Mónica afirma que tuvo una especie de “llamado de Dios” y decidió crear “September’s Mission”.

La organización presionó para evitar que las autoridades ocuparan todo el terreno para construir un nuevo World Trade Center y levantaran también un monumento y museo para las víctimas.

Pese a esto, asegura, ella y Nueva York están lejos de curarse. “No creo que haya sanación”, reconoce. Veinte años después, Mónica planea ir el sábado al monumento para reunirse con amigos y familiares de Michael.

‘SE LOS DEBEMOS TODO’

Gordon Felt, quien perdió a su hermano Edward en lo que ahora se conoce como el Vuelo 93, se aferra a los sentimientos de aquel 11 de septiembre de 2001.

El Vuelo 93 de United Airlines fue el único avión secuestrado por los terroristas de al-Qaeda que no se estrelló en su objetivo esa mañana porque los pasajeros, que se enteraron por llamadas telefónicas de lo que pasaba en Nueva York, confrontaron a los yihadistas y evitaron un atentado en el Capitolio.

En la conmoción de los ataques, Gordon se enteró que su hermano estaba viajando ese día y la esposa de Edward prometió avisarle cuando este aterrizara a salvo.

“Obviamente esa llamada nunca llegó”, cuenta Felt, quien es presidente y portavoz de la Asociación de Familias del Vuelo 93.

“Nos dimos cuenta que él estaba en el Vuelo 93 y confirmamos que el avión había caído”. La aeronave, que iba de Newark a San Francisco, finalmente se estrelló en un campo en Shanksville, Pensilvania.

“Los 40 pasajeros y tripulantes decidieron dar la pelea. Nuestro país se los debe todo”, asegura. “(Pero) sospecho que siempre estaré enojado”.

Te puede interesar: Teme EU guerra civil en Afganistán