Va ‘Noche de Fuego’ de Tatiana Huezo al Óscar

276
Noche de Fuego

  • Las infancias que reflejan Noche de Fuego y Los Lobos son diferentes, pero son tan específicas que logran conectar con cualquier espectador.

MAURICIO ÁNGEL / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Noche de Fuego, de Tatiana Huezo, sigue a tres mejores amigas y sus vidas en un pueblo en la montaña asediado por el crimen organizado, mientras Los Lobos, inspirada en la infancia de Samuel Kishi, se centra en dos hermanos encerrados en un departamento de Estados Unidos mientras esperan que su madre regrese de trabajar.

Las infancias que reflejan ambas películas, que representan a México en el Óscar y el Goya, respectivamente, son diferentes, pero los cineastas detrás de estos filmes coinciden en que tienen una misma cualidad: son tan específicas que logran conectar con cualquier espectador.

“Lo maravilloso es que cada persona se va apropiando de la historia. En mi familia nos vemos en la película y a la vez no, dejó de ser sólo nuestra historia para ser las de más y generar esta comunidad.

“Nos dimos cuenta de que nuestra historia no es particularmente especial, se vive todos los días en distintas latitudes y muchísimas personas se pueden identificar”, explicó Kishi en entrevista telefónica.

El productor Nicolás Celis fue quien le dio a Huezo la novela de Jennifer Clement “Ladydi (Prayers for the Stolen)” y eso despertó en la directora de Tempestad inspiración para plasmar reflexiones de su propia infancia y la de su hija en la primera ficción de su carrera.

“Las tres niñas principales que están en el libro fue un punto de partida y Tatiana las volvió suyas, las llenó con sus experiencias personales y su universo como madre. Traía muchas ganas de hablar de la niñez, incluso si habla de cosas difíciles de nuestro País y refleja una de las tantas realidades que hay.

“Lo hace de forma muy única donde no hay violencia explícita y se vuelve universal no por los temas que toca, sino por lo auténtica y lo profundo de su historia y los personajes”, resaltó el productor de Roma.

Ambos cineastas se sienten honrados de representar al País, más después de la pandemia, aunque ésta incluso podría favorecer a Los Lobos, pues permitió que los espectadores entiendan la vivencia de los protagonistas.

“En la Berlinale no había comentarios de cómo los niños contemplan el mundo desde una ventana, pero conforme avanzó la pandemia, al tema del drama migrante se fueron sumando los comentarios del entender a los personajes con este aislamiento”, sostuvo Kishi.

Te puede interesar: Young Chef 2021 con presencia mexicana