¡Levantan polvo!

317
  • Como en los buenos tiempos de los bailes gruperos en la década de los 90, la raza regia desempolvó del clóset sus botas y sombreros para ponerse gustosa y bien “happy”.
PAULA RUIZ / AGENCIA REFORMA

MONTERREY, NL.- Como en los buenos tiempos de los bailes gruperos en la década de los 90, la raza regia desempolvó del clóset sus botas y sombreros para ponerse gustosa y bien “happy”.

Ayer el Parque Fundidora se contagió de la música norteña y texana en la primera edición del Festival Nortex.

Tenía que ser precisamente en la Ciudad reconocida como “Cuna de la Música Grupera” la idónea para un masivo que reunió a figuras como Ramón Ayala, La Mafia, Bobby Pulido, David Olivarez, El Poder del Norte y Lalo Mora.

Tres escenarios instalados en el Parque Acero dieron la bienvenida a las 24 estrellas gruperas desde las 13:40 horas hasta las 02:00 horas de este domingo.

Miles de hombres y mujeres lucieron sus mejores atuendos para ser parte de la historia de Nortex en tierras regias, donde no sólo disfrutaron de la buena música, también de las amenidades que se instalaron a los alrededores.

Durante su actuación, Paco Barrón estuvo obligado a cantar su exitoso “Popurrí de Micky”, el que marcó sus 28 años de carrera.

Apenas dejó Paco el micrófono, Albert Zamora y Talento se adueñó del escenario continuo para recetar lo más selecto de sus canciones de corte tejano.

“Prieta Casada”, “Quiero Que Sepas” y “Tu Cárcel” gozo la raza bailadora que levantó polvareda bailando.

Los shows de los grupos fueron cortos, algunos de 30 y 40 minutos porque los escenarios estuvieron uno al lado del otro y el cartel fue extenso.

En punto de las 19:57 horas David Olivarez llegó partiendo plaza con su carisma y agilidad para el baile y las vueltas.
“Luna”, “Ven Conmigo Cariñito”, “Y Te Lo Pido” le cantó el texano a la raza.

“¡Monterrey un pinche grito! Quiero agradecer a cada uno de ustedes con un abrazo fuerte de una hermana a un hermano porque si no fuera por ustedes yo no podría estar aquí. Desde el fondo de mi corazón les agradezco mi vida. Thank you”.

Salió el originario de Texas del escenario y llegó Siggno para ofrecer de su repertorio “¿Por Qué No Me Dijiste?”, “Mejor Dímelo” y “Estúpida”.

Haciendo alarde de su acordeón norteño Salomón Robles ofreció “¿Por Qué Me Haces Llorar?”, “No Me Compares” y “Estoy Enamorada de Ti”.

Representando a las agrupaciones de la localidad que han brillado a nivel nacional Arturo Buenrostro llegó con todo su Poder del Norte. La agrupación norteña alborotó la gallera con sus hits “El Vestido Blanco” y “Ni Que Valieras Tanto”, “Me Perdonas” y “El Radio”.

A la raza bailadora ni el frío de la noche le caló porque disfrutó moviendo el cuerpo a ritmo de la música norteña, mientras sostenía su cerveza.

Los gritos de “aaaaaaaaayyyyy” sonaron por doquier cuando apareció a las 22:32 horas el llamado “Rey de Mil Coronas”, Lalo Mora entonando “El Corrido de Monterrey”.

“¡Bonitaaa!”, fue el grito de batalla del cantante norteño, compositor del éxito “Laurita Garza”.

Te puede interesar: Enamora Cristian Castro a Monterrey