NIDO DE VÍBORAS

1375
NIDO ALDO

Por KUKULKÁN

LO que no han entendido los adversarios al gobierno de la Cuarta Transformación es que el Presidente Andrés Manuel López Obrador no cambió las reglas del juego sino el juego completo; estaban acostumbrados a jugar turista mundial —repartiéndose el país entero entre el selecto grupo de poderosos— hasta que se les acabó y tuvieron frente a sí un tablero de ajedrez político que no logran descifrar.

ES por eso que no termina de funcionarles la serie de estrategias implementadas para frenar el avance del nuevo régimen ni para socavar la imagen de un Presidente que se crece ante las adversidades y sigue imponiendo la agenda de los temas nacionales. Los adversarios de AMLO se equivocan al pretender responsabilizarlo de la división social incubada durante el llamado periodo neoliberal y que él sólo aprovechó y se encargó de detonar en beneficio de su causa.

LOS verdaderos responsables de que él se haya encumbrado en la cúspide del poder, son precisamente aquellos que por décadas se enriquecieron a manos llenas profundizando con ello no sólo las desigualdades sino también la rabia social silenciosa que encontró una válvula de escape en el Gobierno de la 4T y que no está dispuesta a regresar al régimen de injusticias que padecieron por décadas.

***

EL que volvió a repetir ayer en Tierras Regias el conocido “speach” sobre su conocida enfermedad, fue el todavía secretario de Seguridad Pública de Nuevo León, Aldo Fasci Zuazua, para adelantar y justificar lo que ya todos saben, su inminente salida del puesto, en medio de una de las peores crisis de inseguridad en el Noreste de México.

LOS que saben del tema, conocidos en estas tierras del machacado y el cabrito (y cabrones) también, y que cobran por ser especuladores profesionales, aseguran al Gran Kukulkán, que esa salida estuvo pactada desde la última visita del Presidente Andrés Manuel López Obrador, al antiguo Reino de León, hace varias semanas.

NO obstante, como viejo lobo de mar, el famoso “Tío Aldo” conocido así por la cercanía con la familia del Gobernador Samuel Alejandro García; sabe maniobrar y dejará en el puesto a alguien de su equipo cercano, cuya chamba hasta ahora ha sido meramente teórica en la capacitación de fuerza civil.

MIENTRAS que Aldo asegura que de no dejar el cargo, morirá de leucemia, Gerardo Palacios Pámanes ya aprobó todas las pruebas de confianza y no tardaría en ser nombrado nuevo Secretario de Seguridad Pública de Nuevo León, y hasta el momento otra de sus “cartas credenciales” ha sido “dar las gracias” a todo lo que huela a militar en activo o ex militares en distintos mandos de fuerza civil, decisiones que han incomodado a muchos que portan el uniforme olivo.

¿SEGUIRÁ pasando en Nuevo León el tradicional gatopardismo mexicano? En donde todo cambia para seguir igual. Aldo …se va, pero NO se va…

@Nido_DeViboras