NIDO DE VÍBORAS

1503
NIDO LITIGIO SUBASTA

Por KUKULKÁN

COMO en tamalería, en la XVII Legislatura del Congreso del Estado de Quintana Roo hay diputados de dulce, chile y de manteca. Varios improvisados, algunos con reconocida trayectoria y uno que otro Juanito entre los 25 legisladores que entrarán en funciones el próximo lunes 5 de septiembre. Hay fifís, chairos, aliados y rivales, cuya mayoría ayer vio frustrado el primer intento de llamar a la unidad convocando a la toma de la foto panorámica oficial del cuerpo colegiado, pero sólo asistieron 19 y los otros 6 de plano pintaron su raya para dejar en claro desde el principio que serán un bloque no alineado a los designios del Ejecutivo estatal, como debe ser en todo sistema de División de Poderes.

LOS GRUPOS de la emergente clase política local también quedaron representados en los escaños y, como ya se veía venir, los ganones son la mano que mece la cuna Jorge Emilio González Martínez ‘El Niño Muerde’, el gobernador saliente Carlos Joaquín González y desde luego la gobernadora entrante Mara Lezama Espinosa, cuyas fichas en el Congreso representan a esa mayoría de los 19 legisladores que sí asistieron a la foto oficial. La minoría de los seis ausentes no es un bloque opositor conjunto, pero sí cuenta con dos legisladores combativos y experimentados como Marybel Villegas Canché y Julián Ricalde Magaña de quienes se esperan acalorados debates legislativos. Vamos a ver de qué cueros salen más correas.

****

LADRÓN que roba a ladrón… resulta que la venta por subasta del segundo piso de la Torre Norte y nueve unidades del Centro Empresarial Cancún, ubicado en la zona hotelera, entró a litigio encabezado por la administradora del complejo contra el Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado (INDEP) debido a que el comprador de este inmueble decomisado al crimen organizado reclama jurídicamente los adeudos de impuesto predial y cuotas del mantenimiento que le fueron cargadas desde bases de la puja establecidas por el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE).

EL CASO se debate vía amparo ante el Juzgado Quinto de Distrito con sede en Quintana Roo, cuyo titular admitió el caso, pero le negó la suspensión provisional este lunes. El cobro reclamado tiene que ver con uno de los cuatro bienes inmobiliarios subastados a martillo (SMI) en el reporte de fallos número 3/20 realizado en Los Pinos en la Ciudad de México, el 18 de mayo de 2020. Se trata del bien inmueble marcado con el lote 257 de la Zona Hotelera, específicamente el segundo piso de la Torre Norte del Centro Empresarial Cancún, que incluyó las unidades F-1, F-2, F-3, F-4, F-5, F-6, F-7, F-8 y F-9, el cual está ubicado en el kilómetro 12.5 de la avenida Kukulcán. El complejo tiene de un lado vista al Mar Caribe y del otro lado a la Laguna Nichupté, por el cual el postor ganador alzó la paleta 94 para ofrecer 25.9 millones de pesos, equivalente a 315 mil 279 pesos más al precio de salida.

LAS COTIZACIONES inmobiliarias en esta lujosa zona ofrecen en venta o renta una oficina amueblada de 170 metros cuadrados construidos con tres habitaciones, un par de sanitarios y dos cajones de estacionamiento, “completamente amueblada y lista para usarse con aire acondicionado en cada área, finos acabados en pisos de mármol italiano, espacio de cocina comunitaria, electrodomésticos básicos y tecnología de áreas inteligentes en luces y bocinas”. El costo promocional es de un millón de dólares con opción a renta por 10 mil dólares mensuales y una cuota de mantenimiento de 14 mil pesos al mes, la cual incluye iluminación en áreas comunes, limpieza de cristales, elevadores y seguridad controlada.

@Nido_DeViboras

Un elemento del Ejército ofrecía desde el Campo Militar No. 1 equipo táctico, armas y granadas a un cártel del narcotráfico.