NIDO DE VÍBORAS

1897
NIDO ANA PATY

Por KUKULKÁN

EL PROCESO de desmantelamiento que sufrió el Ayuntamiento de Benito Juárez con el cambio de gobierno estatal, ha aletargado las actividades administrativas principalmente porque la mayoría del personal que laboraba ahí se trasladó a Chetumal para integrarse al gabinete de la nueva gobernadora Mara Lezama Espinosa y los puestos han ido cubriéndose de forma improvisada y violentando toda la reglamentación interna porque hay quienes no reúnen ni el perfil requerido para el puesto. Los vacíos se están llenando con lo que hay.

ASÍ recibe el municipio Ana Patricia Peralta quien no tiene mucho tiempo ni margen de acción para poner orden, atender trámites administrativos y resolver problemas cotidianos. Su autoridad no pesa, en sus primeras 48 horas en el poder no logró siquiera convocar a los regidores para hacer los nombramientos respectivos a su gabinete, luego del éxodo a las grandes esferas del poder estatal de los seguidores de Mara Lezama, quien con su presencia en la toma de protesta del pasado lunes 26 de septiembre, como testigo principal, siempre rodeada de un enjambre de colaboradores que se movía a su paso, le robó los reflectores a la alcaldesa.

EN su trayectoria política, a los 32 años de edad, Ana Paty cuenta con una regiduría y una diputación federal por la vía plurinominal. Proviene de una familia hotelera exitosa que llegó a inicios de Cancún hace más de 50 años. Como licenciada en Administración de Empresas, ejerció su profesión como consultora de mercadotecnia para diversas empresas hoteleras en Cancún y la Riviera Maya. Es una mujer inteligente y muy echada para delante, le gustan los retos y es de las que se crece a las adversidades, pero ahorita está en medio de un polvorín y se sabrá de qué es capaz.

EL TIEMPO, el implacable, no está a su favor. Sólo tiene una mini gestión de cuando mucho un año y medio porque enseguida vienen las elecciones para renovar nuevamente autoridades. Como es natural en todo político, ella busca la reelección y para lograr posicionarse en el electorado debe demostrar que logró hacer lo mismo o un poco más de lo realizado por su antecesora, distinguida por ser una gestora incansable de recursos federales para diferente obras, como el Parque de la Equidad, la reconstrucción del estadio de beisbol Beto Ávila, el Teatro de la ciudad en Cancún, la remodelación de la avenida Luis Donaldo Colosio y el puente vehicular sobre la laguna Nichupté, entre las principales.

LOS ZAPATOS están muy grandes para llenar, pero Ana Paty tiene el beneficio de la duda y habrá que esperar que empiece con acciones contundentes para ver de qué está hecha. La inseguridad es su talón de Aquiles y si se concentra principalmente en bajar los índices delictivos, le alcanzará lo suficiente como para la reelección. Pero como las reglas no escritas del sistema político indican que los candidatos a presidentes municipales los pone el gobernador en turno, también deberá ganarse el visto bueno de Mara Lezama, a quien Ana Paty reconoce como la líder del momento.

SIN EMBARGO, eso no le debería restar autoridad sobre los regidores, quienes han estado ausentes la última semana, en días y horas laborables por las que cobra un sueldo, por andar siguiendo a la gobernadora. Ayer jueves 29, se trasladaron a Chetumal para festejar el onomástico de Mara Lezama y hasta difundieron fotos en sus redes sociales para volar de regreso por la tarde a Cancún, a la sesión extraordinaria para tomar la protesta a la nueva directora de Egresos del gabinete de Ana Paty, quien a través de las redes sociales del Ayuntamiento les tuvo que recordar su compromiso de asistir al cabildo y hasta publicó el acuerdo que todos firmaron. Así por las buenas ni modo que no le hicieran caso.

@Nido_DeViboras

Un elemento del Ejército ofrecía desde el Campo Militar No. 1 equipo táctico, armas y granadas a un cártel del narcotráfico.