Alertan por altos índices de obesidad en el estado

744
alertan-por-altos-indices-de-obesidad-en-el-estado
  • El estado ocupa el primer lugar en obesidad en la región Sureste del país, con índices del 35 por ciento en mayores y 38 por ciento en niños.
IGNACIO CALVA

CANCÚN, Q. ROO.- El estado ocupa el primer lugar en obesidad en la región Sureste del país, con índices del 35 por ciento en mayores y 38 por ciento en niños, seguido por Yucatán, reveló Raúl Morín Zaragoza en el marco del Primer Summit Internacional en Obesidad “El poder de tus decisiones crea futuro”.

El foro se realizó en Cancún este fin de semana, con más de 40 especialistas nacionales e internacionales, quienes compartieron las diferentes opciones de abordaje del paciente con esta enfermedad.

En rueda de prensa sobre la realización por primera vez de este evento, los doctores Francisco Tinahones Madueño, Morín Zaragoza y Eduardo Meneses Sierra, entre otros invitados, hablaron sobre la importancia de tratar este problema de salud como una enfermedad y un síntoma, en lugar de verlo sólo como un problema estético.

Morín Zaragoza, reveló que en México el índice de obesidad y sobrepeso ronda alrededor del 72 por ciento, con los índices infantiles cerca del 35 por ciento, y una proyección de 80 por ciento en general para el año 2060.

Esto, indicó, se debe a los cambios en la cultura de la alimentación, particularmente en el aumento del consumo de alimentos procesados, como frituras o refrescos, y la disminución del consumo de alimentos preparados en casa.

Por ello, declaró que es necesario reforzar la educación en este aspecto, especialmente a los padres o familiares encargados de la alimentación de los niños.

Para el caso de Quintana Roo, explicó que el principal problema que parece atravesar el estado en este aspecto de obesidad y educación alimentaria se debe a su condición como centro turístico, que ha traído alimentos procesados de muchas partes del mundo, lo cual contribuye a estos aumentos.

Tinahones Madueño, expresidente de la Sociedad Española para el Estudio la Obesidad, destacó que uno de los mayores problemas que enfrentan quienes se especializan en tratar este problema es la visión que se tiene entre los mismos médicos y los pacientes de que la obesidad es un problema provocado por el paciente, y que debe ser resulto por él.

“La obesidad es la causa y agravante de muchas enfermedades, tan sólo la diabetes, por poner un ejemplo, ésta no existiría sin la obesidad y se puede ver, en países con bajos porcentajes de sobrepeso, casi no hay diabetes.
“El problema es que no se trata como una enfermedad o un síntoma, el doctor e incluso el paciente están convencidos de que es un problema del paciente, provocado por él mismo y que sólo requiere de su esfuerzo para solucionarlo”, explicó.

Sin embargo, dijo, este problema debe ser atendido como cualquier enfermedad, pues realmente no hay certeza de cuál es la causa de obesidad del paciente, o si una dieta y ejercicio realmente son suficientes para solucionarlo. Por ello, es necesario hacer un diagnóstico, probar distintos tratamientos, y recetar medicinas para ayudarlo.

Además, expuso que las acciones más costo-efectivas son las que reconocen a la obesidad como una enfermedad, ya que 80% de los pacientes no responde al cambio de estilo de vida con dieta saludable y actividad física como única línea de acción.

Finalmente, Meneses Sierra habló sobre las acciones que se deberían implementar, en las que mencionó la necesidad de que la sociedad y los doctores comiencen a tomar acciones para diagnosticar y tratar el problema de la obesidad en la misma medida que se ha hecho con el tabaquismo y el alcoholismo. Si bien admitió que hay acciones por parte del gobierno en materia de prevención, a través de diversos programas que promueven la alimentación saludable y otras conductas para mantener un peso saludable, aclaró que todas estas acciones requieren que la sociedad también procure seguir estas conductas.