Legado de Borges, en un trance legal

1775
legado-de-borges-en-un-trance-legal
  • El legado de Jorge Luis Borges podría pasar a los sobrinos de María Kodama (foto), su viuda y albacea, quien al morir no dejó testamento.
STAFF / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Un trance legal por los bienes y el acervo literario del escritor argentino Jorge Luis Borges se avecina.

Con la muerte de María Kodama, el legado del autor de El Aleph podría pasar a manos de los sobrinos de quien fuera su heredera y albacea, de acuerdo con el abogado Fernando Soto.

Kodama, quien falleció en Buenos Aires el pasado 26 de marzo a los 86 años, no llegó a concretar un testamento.

“Este martes se presentaron cinco sobrinos, hijos de Jorge Kodama (hermano de María), acreditando el vínculo. Están en Argentina. Ahora sí hay herederos, lo cual me alivia mucho”, dijo Soto en entrevista.

“Ella tenía la intención de hacer un testamento, pero eso no estaba arreglado”, señaló el abogado. “Abrí entonces un expediente de sucesión, que consideré vacante, para cuidar los bienes, y a la espera de que se presenten los herederos”.

En los últimos meses, Kodama, enferma de cáncer, vivió sola en un hotel de Buenos Aires. Muchas décadas antes se había alejado de su hermano Jorge y de su familia, según allegados.

En caso de que no hubiese ningún heredero, el legado de Borges, que incluye tanto propiedades inmuebles como su biblioteca y manuscritos, entre otros bienes, habría quedado bajo custodia del Estado.

Por otra parte, aún no está claro quién puede quedar como su albacea literario, hasta que se liberen los derechos sobre su obra.

“Los sobrinos seguramente nombrarán un administrador, no albacea, para cuidar la obra en el ínterin, hasta que salga la declaratoria de herederos”, señaló Soto.

Kodama, también escritora, fue colaboradora de Borges, de quien se convirtió en 1979 en heredera universal.

El autor de Ficciones e Inquisiciones, considerado como uno de los más importantes escritores del siglo 20, falleció también a los 86 años en junio de 1986 en Ginebra, dos meses después de casarse con Kodama, 38 años menor y quien lo acompañaba desde su juventud.

En Buenos Aires, ella creó la Fundación Borges, de la que era la directora.

Su herencia incluye la casa que le sirve de sede, en el barrio de Recoleta, además de departamentos en Buenos Aires, París y Ginebra, según su abogado.

Pero hasta ahora se desconoce con exactitud qué incluye el archivo del autor, que no llegó a ser catalogado por ninguna institución.

En cuanto a la publicación de la obra de Borges, la casa Penguin Random House confirmó que continuará con su plan editorial que incluye una reedición de su primer libro, Fervor de Buenos Aires, un poemario de 1923 cuyo centenario será celebrado en la próxima Feria del Libro de la capital argentina, a partir del 20 de abril.

Te puede interesar: Lanzan la edición 11 de concurso de dibujo